La industria del desarrollo de videojuegos ya no está a favor de la Ley SOPA

Sigue a Genbetadev

sopa1.png


Parece que no todas las empresas de desarrollo de creaciones intelectuales están a favor del proyecto SOPA y PIPA. La ESA (Entertainment Software Association), que representa a grandes empresas de desarrollo de videojuegos, ha retirado oficialmente su apoyo a las leyes SOPA y PIPA.

Es interesante recordar que la industria de desarrollo de videojuegos factura más que el cine y la industria musical. Sin embargo, debido a la gran presión realizada estas últimas semanas por parte de la mayoría de empresas tecnológicas, ha tenido que rectificar.

ESA ha emitido un mensaje en el que pide “volver a centrar sus energías en crear una solución que equilibre eficazmente los intereses creativos y tecnológicos. Como industria de innovadores y creadores, entendemos la importancia tanto de la innovación tecnológica como de la protección de contenidos, y estamos comprometidos a trabajar con todas las partes para promover una solución equilibrada”.

Me alegra mucho que uno de los sectores tan importante de desarrollo de software, en este caso videojuegos, comprenda y no esté a favor de lo que implicaría una ley como las que se pretende instaurar y busque proteger sus intereses de otra forma más equilibrada. No se trata de matar moscas a cañonazos, sino de que todos puedan salir beneficiados. Sin embargo, a pesar de la rectificación, lo podían haber hecho mucho mejor habiendo estado en contra desde un principio sin que hubiese que haber hecho falta la presión realizada.

Igualmente, como desarrollador comprendo que hay mucho trabajo detrás de ciertos proyectos de software e intelectuales en general. Sin embargo, una censura preventiva y/o por decisión extrajudicial (como la Ley Sinde) no es la solución. La solución no la sé, pero creo que muchas cosas tendrían que cambiar ya que aún se sigue pensando y hablando de una comunicación unidireccional: yo fabrico y tu consumes.

Quizás el futuro sea más underground y colaborativo y menos empresas multinacionales .. o quizá no. Mientras no se cambie el chip y se busque aprovechar el intelecto de los propios consumidores a modo colaborativo, se seguirá hablando de “grandes costes que deberían acarrear grandes beneficios y, si no se obtienen, habrá que tomar grandes medidas persuasivas…”

Vía | Hardgame2

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios