Síguenos

Patentes de software en la Unión Europea


Europa siempre ha sido un terreno vetado para las patentes de software, y eso pone nerviosos a ciertos gigantes tecnológicos, que cada cierto tiempo lanzan un nuevo globo sonda para intentar implantar aquí el sistema americano de toda idea es patentable. El nuevo subterfugio por el que colarnos las patentes de software es la llamada Patente Unificada Europea.

Este nuevo sistema en principio pretende ahorrar costes y trámites, haciendo que las patentes no deban presentarse en los 27 estados miembros de la Unión o en los 32 del Convenio sobre la Patente Europea, sino que baste con presentarla una vez a nivel comunitario para que se apruebe en todos los países, con las excepciones temporales de España e Italia por una mera cuestión lingüística.

Esto de por sí ya es una mala noticia, porque facilita mucho la labor a los trols de patentes, empresas que se dedican a patentar diseños que nunca fabricarán o a comprar empresas en quiebra para quedarse con sus patentes y utilizarlas contra las empresas que de verdad quieren innovar llevándolas a la práctica. Estas empresas no sólo coartan la innovación, sino que además son una rémora para el sistema judicial, copando el 61% de los juicios por patentes en EEUU.

Pero lo más grave es que esos trols de las patentes ahora tendrán más motivos para intentar colar patentes de software, que son mucho más fáciles de acumular que las tradicionales. Les basta con mencionar una idea y pagar los 4.725 euros del registro (hasta ahora eran 35.000), y con eso ya habrán impedido que cualquier empresa utilice ese concepto en Europa, sin necesidad de tan siquiera implementarla de forma experimental. Es lo malo de permitir patentar conceptos intangibles como ideas, algoritmos, procesos o incluso genes.

El Convenio de Patentes europeo establece en su artículo 52 que:

Los procedimientos matemáticos, intelectuales o comerciales, los programas de ordenador y las presentaciones de información no se consideran invenciones en el sentido de la Ley

Y aunque eso es un buen presagio y no tiene por qué cambiar, lo cierto es que cada año cientos de patentes de software se saltan esa regulación con métodos que pueden ir desde la ambigüedad en su descripción, la inoperancia de la oficina o, permitidme ser malpensado, sobornos. Y ahora, con la Patente Unificada, no se pretende otra cosa que bajar la altura de ese obstáculo, haciéndolo más fácil de saltar.

Vía | eldiario.es – Europa abre la puerta a las patentes de software
En Genbeta | Las patentes de software podrían ser una realidad con la llegada de la patente única europea
En Genbeta Dev | Se pretende de nuevo implantar las patentes de software en Europa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios