Compartir
Publicidad

Extensiones de Firefox para desarrolladores web

Extensiones de Firefox para desarrolladores web
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La irrupción de Mozilla Firefox en el mundo de los navegadores, allá por 2004, fue acogida especialmente bien entre el gremio de los desarrolladores web. Por una parte, algunos lo miraban con buenos ojos por el mero hecho de ser software libre. Para otros, la característica más convincente era ser multiplataforma, lo que les permitía seguir desarrollando para la web en el mismo entorno en el que lo hacían para otras aplicaciones, sin necesidad de cambiar de sistema operativo. Pero lo que sin duda acabó convenciendo a la mayoría es la modularidad que ofrecía el sistema de extensiones, con el que el navegador ganaba ampliamente en adaptabilidad a sus competidores.

Ahora, casi ocho años después, el crecimiento de Firefox ha sido enorme, y en buena parte se ha visto beneficiado al importar parte de la fama y de las posibilidades de sus propias extensiones. Si echamos un ojo a lo que nos espera en Firefox Aurora (nombre de la versión que incluye más novedades que la beta), podremos ver que bastantes herramientas para desarrolladores se volverán nativas, entre las que cabe destacar un inspector de elementos que incorpora hilo de Ariadna (permitidme que use esta expresión española, mucho más elegante que la inglesa breadcrubms, migajas de pan), así como una nueva vista de estilos CSS.

Pero, mientras esperamos la venida de estas novedades, sigue habiendo muchas extensiones de utilidad para los desarrolladores, y que seguramente sobrevivirán a las herramientas nativas al ofrecer más características específicas. Permitidme que os liste algunas de las que considero más interesantes:

Firebug

El caballo de batalla de las extensiones, no cabe duda de que Firebug ha inspirado muchos de los cambios venideros en el navegador de Mozilla. Su principal característica, la que nos dejó a todos boquiabiertos al probarla por primera vez, es la capacidad de cambiar el código al vuelo y ver esos cambios reflejados instantáneamente, sin necesidad de guardar el documento html y recargarlo. Si a eso le añadimos un depurador de JavaScript y la posibilidad de añadir nuevas extensiones a ésta, es bastante comprensible que Firebug sea la navaja suiza que nunca falta en casa de un desarrollador.

Panel HTML de Firebug

DOM Inspector

Seguramente DOM Inspector sea uno de los más afectados por la llegada de las nuevas herramientas nativas de Firefox, ya que su funcionalidad, navegar a través del Modelo de Objetos del Documento, será una de las que incorporará Aurora.

Firecookie

Se trata de una extensión para Firebug (una metaextensión) que añade la capacidad de manejar las cookies a nuestro antojo: editar su contenido o su fecha de expiración, duplicarlas, eliminarlas… Si Firebug nos ayudaba a trastear del lado del cliente, Firecookie nos ayuda a marear al servidor con la información que depositan en nuestros equipos.

NoScript

Aunque originalmente la idea de NoScript era proteger a los navegantes de posibles scripts maliciosos o simplemente pesados, desde el punto de vista del desarrollador nos puede servir para ver fácilmente cómo van a reaccionar nuestras páginas en navegadores sin JavaScript. Sí, la web 2.0 y el DHTML están muy bien, pero en teoría nuestras páginas deberían ser igualmente funcionales de forma estática.

MeasureIt

La idea detrás de MeasureIt es bastante simple: aunque los diseñadores web acaban adquiriendo un ojo crítico a la hora de estimar tamaños en píxeles, siempre resulta útil tener a mano una regla para medir ese hueco que te sobra entre una imagen y un texto, o el tamaño de esa capa que te está solapando el contenido.

Medición del logo de GenbetaDev usando MeasureIt

ColorZilla

ColorZilla es otra extensión orientada a diseñadores que basa su utilidad en su extrema simpleza. Te permite obtener el color exacto de un píxel de una web y realizar gradientes de forma sencilla.

FireFTP

Desde mi punto de vista, FireFTP ofrece pocas características que no tengan otros clientes de FTP, pero tampoco le falta ninguna de las principales, con la ventaja de poder subir y bajar archivos desde el propio navegador, sin necesidad de instalar software en el sistema (algo bastante apreciado en ciertos entornos laborales donde la política de instalaciones de software es muy estricta).

HTML Validator

Cada vez que se diseña una web hay que tener en cuenta todos los posibles navegadores y dispositivos en que se visualizará, y para evitar tener que revisarla en cada navegador pocas técnicas son tan efectivas como el asegurarnos que nuestro código sea completamente válido. Con el HTML Validator podemos comprobar la exactitud con la que nuestro código sigue las directrices del W3C.

Greasemonkey

Greasemonkey es otra de esas extensiones con un público potencial más amplio pero que puede resultar muy útil a los desarrolladores. Mediante el uso de scripts de cliente personalizados, podrás fingir ataques XSS a tu propia página, o simplemente comprobar como se desencadenan los eventos ante cierta llamada en JavaScript.

Geolocater

¿Tienes una web que debe mostrar contenido diferente a los usuarios que la visiten desde Rusia pero no puedes pagarte un billete a Moscú? No hay problema, con Geolocater podrás alterar a tu antojo la geolocalización que se envía al servidor, por lo que podrás interactuar con mapas e interfaces orientadas a la posición mientras haces un viaje virtual alrededor del mundo.

Geolocater

User Agent Switcher

No todo el mundo puede tener docenas de navegadores instalados para comprobar si sus páginas se ven bien en cada uno de ellos. Lo que sí se puede conseguir con User Agent Switcher es modificar la cadena con la que nuestro navegador se identifica ante el servidor, de forma que se nos envíe el código más adecuado para dicho navegador. Ojo, que con esto no se consigue cambiar el renderizado de nuestro cliente, el motor de nuestro navegador no va a cambiar tan fácilmente como su identificación.

PageSpeed

PageSpeed no va a conseguir que nuestras páginas vayan como las balas, pero sí que las puede analizar buscando posibles optimizaciones de velocidad ante fallos comunes.

Modify headers

El arte del desarrollo web esconde muchos sapos y culebras, y a veces es difícil encontrarlos todos porque nos centramos en el HTML recibido y poco más, mientras que nuestro problema se puede encontrar en las cabeceras del protocolo HTTP. Lidiar a este nivel no es fácil, y ahí radica la utilidad de Modify headers, una extensión destinada a crear, modificar y filtrar las cabeceras HTTP enviadas.

Éstas no son más que una docena de los cientos de extensiones útiles que podéis encontrar en los repositorios de Mozilla. ¿Nos hemos olvidado alguna importante? Dinoslo en los comentarios, o cuéntanos cuáles son tus imprescindibles.

Más información | Mozilla Hacks
En GenbetaDev | Un vistazo a Aurora, el futuro de Firefox

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos