Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Genbeta Dev.com

Codificación en HTML para una web moderna: consejos y buenas prácticas

2 comentarios

HTML5

Llegados a este punto del Espacio modern.IE, durante el cual hemos podido tanto mirar a posibilidades vanguardistas como buscar la manera de luchar lo menos posible con el pasado, puede ser interesante retomar un poco los conceptos básicos del diseño web, pero enfocándolos a las necesidades presentes de los desarrolladores.

Tomemos como punto de partida para dicho propósito el lenguaje HTML, la gran materia prima en la construcción de la web, y que a pesar de ello no ha dejado de evolucionar durante los años en busca de posibles mejoras hasta llegar a lo que hoy conocemos como HTML5. Esta situación nos obliga a estar siempre a la última, actualizados con cada novedad que sale a la palestra y dispuestos a reinventar nuestra forma de enfocar el desarrollo las veces que haga falta para seguir adelante.

Para no desesperar en el intento, ¿qué os parece si hacemos un pequeño repaso de consejos y buenas prácticas de codificación HTML para una web moderna? Hay mucho terreno que explorar aquí, pero vamos a detenernos en algunos aspectos especialmente destacados:

  • Todo empieza por DocType: el modo de compatibilidad del documento definirá la forma en que el navegador interpretará toda nuestra página web, así que es importante sentar unos cimientos basados en estándares modernos. Es por ello que resulta imperativo empezar nuestro código con <!DOCTYPE>, la directiva que define un documento en HTML5. Más información aquí.
  • Las referencias a CSS mejor al principio, y a JavaScript mejor al final: dado que el contenido y el diseño vienen definidos en distintos documentos, puede darse el caso de que el navegador muestre a nuestros visitantes lo primero antes que lo segundo. Para intentar reducir al mínimo esa posibilidad, lo aconsejable es poner las llamadas a CSS lo antes posible, en el encabezado del documento HTML, con el fin de que el navegador acceda a ellas desde el primer momento. Del mismo modo, ganaremos en sensación de velocidad para el visitante si dejamos las referencias a archivos JavaScript al final, para que la web se pueda representar incluso antes de que éstos se ejecuten.
  • Consideraciones sobre navegadores antiguos y HTML5: meternos de lleno en las maravillosas posibilidades que ofrece HTML5 está estupendo, pero no deberíamos olvidar que hay navegadores más antiguos que son incapaces de leer ciertas etiquetas. Utilizar etiquetas sin formato cuando sea posible y ayudarse de apoyos como Modernizr son buenas opciones. Medidas como la detección de características y las mejoras progresivas, de la que ya hemos hablado aquí anteriormente, también son útiles en este sentido. Más información aquí.
  • Otras consideraciones sobre HTML y JavaScript: además del consejo previo que invita a dejar las llamadas a archivos JavaScript para el final del documento HTML, se hace también aconsejable evitar la tentación de incorporar etiquetas y eventos JavaScript en el propio marcado HTML. Estas prácticas pueden producir errores y experiencias indeseadas para nuestros visitantes.

Naturalmente, esto no acaba aquí y seguro que vosotros tenéis más que aportar, pues a fin de cuentas hablamos de un espacio abierto a la creatividad y en constante evolución.

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de zapatones !

    "no deberíamos olvidar que hay navegadores más antiguos que son incapaces de leer ciertas etiquetas."

    Cualquiera se puede actualizar independientemente del sistema operativo que uses.... oh no Wait! O.O

    ------------ ¿Porqué puedo tener el ultimo chrome en Windows XP y no el último IExplorer?, si es que además es de MS, el que lo debería tener dificil es Chrome!...