Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

2.500 startups españolas ante el reto de convertir su negocio en el nuevo éxito millonario

2.500 startups españolas ante el reto de convertir su negocio en el nuevo éxito millonario
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Concurso

En España no hay un registro oficial del número de startup, pero es indudable que es un movimiento que con el tiempo ha incrementado (e incrementará) sus adeptos, siendo una opción cada vez más elegida por quienes tienen, sobre todo, formación técnica, pese a que casi un tercio de los universitarios quieren ser funcionarios.

España tiene más de 2.500 startups

Según StartUpXplore, en España hay 2.558 startups. En la última y reciente edición de South Summit, se han presentado más de 1.800 proyectos de varios países para ser los elegidos en la final, de los que 62 de los cien elegidos son españoles.

Las startups españolas proceden en su mayoría de la Comunidad de Madrid (58%), aunque también hay una importante representación catalana (18%)

Si vemos los datos de este evento, las startups españolas proceden en su mayoría de la Comunidad de Madrid (58%), aunque también hay una importante representación catalana (18%). El resto provienen de Andalucía, Comunidad Valenciana, Aragón, País Vasco, La Rioja, Galicia e Islas Baleares.

¿Alguna ciudad para emprender en concreto? Madrid y Barcelona se llevan las primeras referencias, pero no las únicas. Nacho Vilela, Managing partner en Startcaps Ventures, recomendaría Valencia por las “líneas de financiación pública específicas y programas de aceleración del más alto nivel como Plug&Play”. En cualquier caso, tal y como recuerda Javier Megías, Co-founder de Startupexplore, “ahora mismo lo que te debe condicionar es el tipo de talento que vas a reclutar, cómo de intenso será tu acceso a inversores, en qué fase estás...etc.”. Eso sí, “aunque quizás falte densidad”, para él Bilbao es una gran perla desconocida.

En este sentido, estos dos referentes consideran que, afortunadamente, las cosas han cambiado a mejor con respecto a hace unos pocos años. “Hace 3-4 años esto era muy pequeño, con muy poco dinero de inversores. Ahora el tamaño es bastante más grande y en seed hay mucho dinero, por lo que empezar es, en teoría, más fácil”, sentencia Jaime Novoa, Founder Novobrief, mientras que Megías rememora que, desde su primera startup allá por el 2000, han mejorado muchísimas cosas, como “más conocimientos sobre cómo funcionan las cosas y cómo lanzar cosas de forma más “ligera”, mejores y más inversores, mejor aceptación social (¿que vas a dejar tu trabajo para montar...que?) y, sin duda, más casos de éxito y más gente compartiendo su experiencia”.

Emprender es una responsabilidad

“Fundar y sacar un negocio adelante es un trabajo muy complicado y que no debe banalizarse, vender que es algo “molón” es una falta de responsabilidad y perjudica al ecosistema a largo plazo” Nacho Vilela

Sin embargo, este emprendedor también lamenta que exista una cierta “inflación mediática y romantización del emprendedor, lo que hace que muchos se metan en este lío sin saber su dureza, la montaña rusa emocional que es y cuánto dura (de media, 8-12 años si te va bien)”.

¿Se puede hablar de banalización de las start-up? Nadie duda de que los recientes casos de éxito ayudan mucho a desarrollar el ecosistema. Pero, por otro lado, “creo que en los últimos años se ha vendido una imagen interesada y equivocada del emprendedurismo”, concluye Vilela, quien recuerda que “fundar y sacar un negocio adelante es un trabajo muy complicado y que no debe banalizarse, vender que es algo “molón” es una falta de responsabilidad y perjudica al ecosistema a largo plazo”.

¿Es un buen momento para las startups en España?

Quizá España no sea el mejor país para emprender ni las condiciones sean perfectas, pero sí que estamos en el mejor momento que ha habido para arrancar una empresa así. "Hay capital, y sobre todo, mucho conocimiento y talento con ganas de hacer cosas", destaca Javier Megías, CEO & co­fundador de Startupxplore, la mayor comunidad de startups e inversores de España.

No en vano, se ha producido un récord de inversiones en las startup españolas, quienes llevan recaudado más de 277 millones de euros en lo que va de año, según datos de Venture Watch. Y tal y como apunta Novoa, en 2014 hubo más inversiones de VC extranjeros en startups españolas que nunca, aunque es posible que este año, si se mantiene la tendencia, este dato se supere. “Como aquí no hay mucho capital en growth, las startups que crecen (CartoDB, Packlink, Typeform) acaban levantando dinero de fondos extranjeros, y eso a su vez hace que esos fondos se empapen más de lo que está pasando aquí. Es un círculo virtuoso”.

¿Dónde acudir si lo que necesitamos es financiación? La tendencia que observa Vilela es hacer las primeras rondas de financiación con inversores locales y luego buscar inversores extranjeros para dar el salto al mercado internacional. Es el caso de Wallapop, Typeform, Packlink, o CartoDB.

De hecho, según los datos de Venture Watch, los fondos Venture Capital son la principal herramienta de financiación de las startups en nuestro país, seguido de los Business Angels.

Spanish Vc Deals By Investor 2014

Fuente: Tech.eu

Principales inversiones en start-up españolas (2014)

Top 15 Vc Investments In Spain 2014

Fuente: Tech.eu

Ventajas y desventajas del mercado español

Según la visión de Javier Megías, el principal problema que tenemos con España respecto al mercado es su tamaño porque nos lleva a la comodidad. "Es suficiente grande como para montar negocios rentables y hacer pequeños exits, pero no lo suficiente para montar negocios realmente ambiciosos y escalables (los mercados muy pequeños te obligan a nacer internacional, y los muy grandes hacen que no sea necesario durante bastante tiempo)".

Se ha producido un récord de inversiones en las startup españolas, quienes llevan recaudado más de 277 millones de euros en lo que va de año

Novoa, por su parte, encuentra como algo positivo el hecho de que el ecosistema sea más o menos amplio pero en el que casi todo el mundo se conoce, lo que facilita llegar a cualquier persona que puedas necesitar. Además, hay “bastante dinero en seed y mucha financiación pública, además de talento más barato que en Londres, Berlín, Silicon Valley o Nueva York”.

Sin embargo, juega en nuestra contra el hecho de que seamos un mercado suficientemente grande como para pensar que 45 millones de personas son suficientes, evitando así ser ‘global first’. Además, “no hay demasiado dinero en fases growth y hay serias dificultades para encontrar talento senior en determinadas áreas que ya hayan trabajado antes en otras startups/techies potentes”. Novoa también lamenta que las empresas grandes (Ibex35) apenas compran otras startups y que no han habido exits gordos por ahora ($500M-$1B).

Además, uno de los principales problemas de España es que lo que Megías denomina “cortijismo”. "Aquí todo el mundo quiere ser CEO de algo y quiere montar una aceleradora, todas las ciudades quieren ser el próximo Silicon Valley... lo que lleva a que tengamos un problema de falta de densidad".

Sin embargo, "despuntamos en talento técnico", creo que ahora España es uno de los mejores sitios donde montar una startup con base muy técnica, hay gente muy buena a coste razonable". De hecho, para Nacho Vilela, el bajo coste laboral comparado con otros países como EE.UU. (un Ingeniero de Madrid tiene, por lo general, un salario tres o cuatro veces menor a San Francisco) o el fácil acceso a financiación pública para arrancar el proyecto serían los principales puntos a favor nuestro.

Abriendo fronteras, la internacionalización como reto

Si uno de los principales inconvenientes del mercado español es su tamaño, ¿por qué no abrir fronteras y planear una internacionalización de la startup?

Según datos de la CEOE, en España solo hay 147.731 empresas que exportan sus bienes y servicios al extranjero. Es casi el doble que hace 15 años. Sin embargo, las 100 primeras suponen casi el 40 por ciento de las exportaciones, la mayoría de ellas dentro de la UE (Unión Europea).

Exportaciones

¿A qué país debe mirar una startup que quiera ser internacional? Pues depende totalmente del mercado en el que trabaje la startup. "En sectores como el gaming, donde los canales principales de adquisición son online, una empresa no tiene que estar basada necesariamente en EE.UU. Como ejemplos podemos tomar King (creadores de Candy Crush) o Supercell (Clash of clans), ambas empresas europeas. Es curioso el dato que reafirma esta apreciación, de las cuatro aplicaciones líderes en ingresos en el AppStore a nivel global, tres son europeas: #1 Clash of Clans, #3 Spotify y #4 Candy crush. Por otro lado, si tu startup trabaja bajo un modelo B2B creo que en este caso, tener raíces en EE. UU. es una gran ventaja que posiblemente marcará la diferencia", relata Nacho Vilela.

La recomendación, al final, es ir donde estén sus clientes y, a ser posible, "que sean suficientemente grandes, aunque obviamente lo mejor es empezar lo más cerca posible de tu casa", relata Megías.

España despunta en talento técnico y, además, los salarios que perciben los ingenieros son más bajos que en ciudades como San Francisco, lo que hace que sea un país atractivo

¿Y al revés? ¿Cuáles son las mayores barreras que existen a la hora de que una startup internacional decida venir a España? "Sin duda, las regulatorias. Es una auténtica pesadilla montar un equipo en un país distinto del tuyo, y no digamos ya retribuir con stock options en España o asumir los costes de despido que tenemos", considera Megías para quien el "lamentable nivel de inglés medio del mercado español" complica "y mucho" hacer negocios y contratar aquí.

Una cuestión, la del idioma, que también apunta Villela. Si unimos eso al tamaño del mercado, una startup de rápido crecimiento en EE. UU. tiene más sentido a la hora de internacionalizar que se decida a atacar un mercado como Reino Unido antes que España. "Por este motivo la expansión a nuestro país suele realizarse mediante adquisiciones, como el caso de la Nevera Roja por Rocket Internet este año".

Sectores que despuntan

En cuanto al segmento del mercado que está despuntando más ahora mismo, Jaime Novoa, de Novobrief Founder, apunta a Fintech y marketplaces/clasificados (como Wallapop, Letgo, Mitula, ventas de Trovit y milanuncios, etc.). Sobre modelos de negocio, el SaaS (software como servicio) está despuntando bastante más que hace 2­ o 3 años.

Desde el punto de vista de los inversores, estos apuestan claramente por Fintech, IoT (Internet de las Cosas) o los Drones, pero la realidad, según Megías, es que lo que más hacemos es crear startups de ecommerce, mobile, y travel/turismo.

Sectores de inversión (2014)

Top 10 Industry Sectors Vc Spain 2014 1

Fuente: Tech.eu

Respecto a modelos de negocio, “diría que los transaccionales siguen siendo los que más gustan y mejor funcionan”, continúa Megías, “pero los basados en SaaS e incluso los "free to play" (con sus in­app purchases) funcionan muy bien. Y, por contra, cada vez hay menos gente lanzando freemium por la brutal complejidad y coste que implican. Con los marketplaces aún no se ha empezado a parar (aún hay muchísimos) pero creo que en cuanto sus fundadores vean lo complejo de cuadrar oferta y demanda, de llegar a conseguir suficiente liquidez...etc. esto cambiará".

Desde el punto de vista de Nacho Vilela, los tres sectores cuyas empresas han crecido más rápidamente en los últimos años son: Fintech, sharing economy y online delivery, "destacando algunas empresas que combinan los dos últimos como es el caso de Instacart o Postmates".

Hacia dónde vamos

El momento para las startups parece propicio. Y el futuro también parece brillar, con cada vez más capital y mayor número de inversores. Esto, a su vez, obligará a “encontrar formas de separar el grano de la paja, ayudar a que los inversores puedan co-invertir entre ellos y puedan aprender a hacerlo bien”, señala Javier Megías, quien confía en herramientas automatizadas de gestión de carteras, plataformas para invertir de la mano de inversores con mucha experiencia (como su empresa, Startupxplore) y “sobre todo, inversores invirtiendo cada vez más temprano y más profesionalmente”.

"El nivel de inglés medio del mercado español complica hacer negocios y contratar aquí" Javier Megías

También podremos comprobar cómo los inversores extranjeros cada vez apuesten por compañías españolas. Eso sí, aunque el volumen de inversión extranjera este año rozará el 70% de lo invertido, Megías señala que será como mucho el 2-5% de las operaciones. ¿Qué significa esto? “Que invierten mucho en muy pocas y en fases muy maduras”, por lo que las startups más jóvenes aún tendrán que esperar.

En cualquier caso, asistiremos a sucesos muy interesantes, como “varios exits potentes, lo que nos llevará a fundadores de segunda generación y a business angels que han hecho “el camino” ya, lo que retroalimentará mucho al ecosistema. Y si somos capaces de abrirnos internacionalmente, creo que el scene Español va a dar mucho que hablar”, concluye Megías, que realiza una lectura similar a la de Novoa, quien confía en que, de aquí a 5 años, “alguno de los gordos de ahora (CartoDB, Typeform, etc) se habrá vendido por muchos millones o acabarán saliendo a bolsa. A partir de ahí empezará lo bueno”, sonríe.

En StartUp Job Guide:

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos