Síguenos

Windows Store

La semana pasada pude disfrutar del evento de Cloud Day en Madrid, escuchando MVP’s y a los mejores ponentes de Microsoft contando las novedades en todo lo relacionado con Cloud computing, Windows Azure, desde el punto de vista de sistemas y de desarrollo.

Además hubo un track sobre Big Data y diversas sesiones en donde se fueron mostrando la avalancha de novedades que se han presentado en estas últimas semanas como son VS11, TFS11, Sql 2012, System Center, etc.

En la ponencia inicial del día me quede con un sabor muy amargo cuando se comentó que en la Windows Store, tienda online al estilo MarketPlace para aplicaciones Metro de Windows 8, se iba a dar el 70% de los ingresos al desarrollador/empresa. Y que, mejorando a Apple, a partir de los 25,000$ este porcentaje se aumentaba hasta el 80%.

Recordando que en un artículo anterior justamente me quejaba de esta forma de negocio. De que la consideraba un error y casi un abuso de las compañías. Escribí un twit ironizando sobre el que se le cobrara al desarrollador por desarrollar.

A lo cual, he tenido una explicación por parte de dos evangelistas de Microsoft que me ha dejado mucho más tranquilo y que quiero compartir con todos aquellos que pensamos que hay una buena oportunidad de negocio.

Windows Store para el Cliente


Siguiendo un modelo que ha funcionado muy bien en los dispositivos móviles y que consiguió su primer gran éxito en la tienda online ITunes, el formato de Windows Store es el reunir en un solo punto todo el software desarrollado para un tecnología en especial.

Esto tiene muchas ventajas para el cliente final ya que tiene un acceso mucho más fácil y sencillo a las aplicaciones, hasta hoy en día para dispositivos móviles o tabletas. De forma que puede obtener resultados a búsquedas concretas y puede realizar comparaciones directamente entre diferentes soluciones a sus necesidades.

Otra ventaja es que, actualmente, al ser el software relativamente “pequeño” los precios son muy, muy ajustados. Y se ha fomentado de forma muy positiva el software gratuito, el software gratuito que obtiene sus beneficios de la publicidad y el sistema de probar antes de comprar.

Básicamente, lo que se gana con las Stores es comodidad al conocer las novedades, en la búsqueda de las aplicaciones que necesitamos, en el encontrar aquellas que no sabíamos que necesitábamos y la compra por impulso de aquello que nos llama la atención pero que no sabremos si nos merece la pena.

Windows Store para el desarrollador


Cute The Rope

Fíjate que estoy hablando de desarrollador, no de empresa. Los beneficios son muy similares, pero los objetivos bastante diferentes.

Como desarrollador tengo la ventaja de poder situar mi aplicación en un sitio con una enorme difusión. Lo malos es justamente que para llegar a una buena posición tengo que tener “algo” que sea mejor o diferente a la masa de aplicaciones. ¿Pero qué desarrollador no piensa que su trabajo tiene ese plus de calidad, oportunidad o novedad? Al menos sé que voy a tener mi minuto de gloria cuando salga en el listado de novedades.

Por otra parte tengo una plataforma poderosa de distribución por medio de descargas, que no me va a causar ningún problema para repartir mi desarrollo en, prácticamente, cualquier punto del globo terráqueo. No es lo mismo vender una caja con el dvd y tener que llevar la promoción en una web y gestionar los envíos, que eso te lo den hecho y a nivel continental o mundial.

Además tengo la pasarela de pago incluida en el servicio. Nada de recopilar cuentas bancarias, cumpliendo la LOPD de los diferentes países de donde vivan los compradores, ni números de tarjeta de crédito. Y pegarme con el banco con las devoluciones, o los cobros o el porcentaje que se llevan, los muy ladrones, por las transferencias o por cualquier motivo que se puedan inventar.

También me incluye, en la propia Store, la plataforma de publicidad. Es decir, puedo ofrecer mi software sin ningún coste y sacarle los cuartos por medio de incluir publicidad. Esa publicidad, que parece sencilla, es un dolor de cabeza de proporciones bíblicas. En estos tiempos el conseguir que te contraten un anuncio es un milagro, ya que te piden un mínimo de volumen al cual es más bien difícil llegar. Pero es que después tienes que cobrar…

Las plataformas del tipo MarketPlace o AppleStore, incluyen el servicio de publicidad. Tu le dices en donde y ellos te pagan religiosamente de acuerdo a unas condiciones bastante complejas. Pero que te pueden suponer un plus mensual a tu sueldo o “sacarte de trabajar”.

Por último, y que no es trivial, tanto en la de Apple como en la futura Store, te obligan a un nivel de calidad. Eso, visto desde un punto de vista positivista, es muy bueno. Lo de revisar la aplicación para que cumpla una exigencias de usabilidad, calidad, servicio y utilidad creo, bien llevado, puede conllevar garantía para el comprador por lo cual es bueno para el desarrollador. Ya que el publicar en una Store será prueba de nuestro buen hacer.

Cuanto cuesta


Hablemos de dineros, como diría mi suegra. Y hablemos con cuidado porque estoy tratando de la Windows8 Store, que supongo será similar a la actual de Windows Phone, por lo cual todo puede cambiar de aquí a que sea abierta al público en general.

Lo primero es que, por ahora, solamente se va a poder vender aplicaciones Metro de Windows8 por la Store. Es decir, si quiero poner mi cliente Twiter a la venta, o lo hago por la Store o lo monto en un USB y lo paso a mano a mis amigos.

Pero para poder desarrollar aplicaciones Metro, necesito una licencia de desarrollo que, al igual que para Windows Phone, lo que me permite realmente es utilizar la Store para publicar mi aplicación. Es decir, creo que podremos hacer aplicaciones Metro sin necesidad de licencia, pero si queremos publicarlo en la plataforma de Microsoft entonces si que necesitaremos soltar dinero. No mucho, pero algo seguro.

Y aquí venia mi queja: ¿me cobras por publicar y te llevas el 30% de lo que gane?

Pero no, me había adelantado. Eso es así solamente si utilizo los servicios de pasarela de pago y publicidad de la Store. A diferencia de otras plataformas, que todos sabemos de cual estoy hablando, aquí no se me obliga a utilizar los servicios de Microsoft.

O sea, que si me construyo una forma de cobrar la descarga de mi software, o lo regalo directamente. Y me busco las lentejas con la publicidad, o le meto un AddSense; puedo llegar a no pagar ni un solo euro por servicios prestados.

Ahora bien, siendo realista, me parece que el esfuerzo de montarme este tinglado supera con mucho la merma de beneficios que implica el usar los sistemas que aporta la propia Store

Y eso suena mucho mejor. Ya veremos como se desarrolla finalmente el servicio, pero al menos me he quitado la desazón de que Microsoft siguiera los pasos de la empresa de Cupertino.

En GenbetaDev | Visual Studio 11 Beta, una primera opinión, Cut the Rope en HTML5 en tu navegador, otro pasito más

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios