Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Gestión de Servicios Azure. Parte II

Gestión de Servicios Azure. Parte II
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
\"The \"Prueba \"Conviértete

En el anterior capítulo de esta mini serie dedicada la gestión de servicios de una aplicación Windows Azure, hice la subida de un simple "Hello World Azure" a la nube. Pero este HelloWorld -la verdad-, no es que sea muy complejo. Y quiero darle un poco más de contenido.

Voy a añadirle la capacidad de recoger en un textbox el nombre del usuario y que la aplicación lo salude. Para lo cual, al código que ya tengo, le añado un textbox, un buttón y una label. Que pueda meter el nombre y que, al pulsar el botón, me devuelva el saludo con el texto que he introducido. Vamos, que para esto tengo estudios. No veas que nivel de complejidad.

Después de comprobar que todo funciona bien, voy a realizar una nueva acción en mi Panel de Gestión: actualizar.

Actualizar

Para ello tengo que seleccionar la aplicación, que si no, no se me habilitan los botones necesarios, y pulso en "Upgrade". Prácticamente, es la misma pantalla que cuando se subimos nuestro paquete a la nube en el capítulo anterior, pero con la posibilidad de volver a subir los ficheros de despliegue. Al aceptar nos vuelve a avisar que estamos publicando una aplicación de una sola instancia. Y de nuevo continuamos.

Por cierto, el rendimiento es excelente. Tendrá algo que ver en la propiedades de la suscripción, a las que se accede seleccionándola, vemos que en la cuota tenemos asignados veinte núcleos de proceso. Teniendo en cuenta que la FabricController levanta tres máquinas físicas para las máquinas virtuales para cada instancia… pues por potencia y memoria que no falte.

Tocando la configuración

Windows Azure Configuracion

Pero imagínate que tuviéramos una aplicación que se conectara a una base de datos y que tenemos que cambiar la cadena de conexión. No tengo que volver a publicar la aplicación entera. Puedo actualiza solamente la configuración (lo que en ASP.NET sería el web.config) seleccionando la aplicación en el panel de control de Azure, pulsando en el botón de "Configure" y seleccionando el fichero "ServiceConfiguration.cscfg" adecuado. Además, y eso es muy interesante, tengo la opción de editar online la configuración que tenemos puesta en el servidor. Lo cual, si sabes lo que estás haciendo, es muy cómodo.

Desplegando en producción

Vale, ya tengo mi hipercomplicada aplicación lista para pasar del despliegue de preproducción al entorno de producción. ¿Qué diferencias hay entre ambos entornos? Pues más bien pocas. Pero es un lujo el tener un verdadero entorno de preproducción que es como debiera ser en todos los proyectos. Una imagen exacta del sistema en donde se va a publicar finalmente el desarrollo.

Los pasos a realizar son tan simples como seleccionar nuestra instancia en desarrollo y pulsar el botón "Swap Vip", aceptar la pantalla en donde me avisa que se va a desplegar en producción y se va a eliminar de desarrollo, y listo.

Esperamos a que termine el proceso de despliegue de la aplicación en Azure y veo que en la sección "DNS Name" ya no tengo un listado de número y letras, si no una url bastante más amigable y usable. Lo menos bueno es que la web no es visible de manera inmediata como en el entorno de preproducción. Para un desarrollador, que todos somos impacientes con todo lo relacionado con sistemas, es incómodo que la aplicación que funcionaba hace medio minuto ahora nos devuelva un error al no poder resolver la dns. Al final, con un poquito más de paciencia, veo la aplicación funcionando plenamente y lista para escalar.

Y con esto suficiente para practicar un rato. Hasta el próximo capítulo.

En Genbeta Dev | Gestión de servicios Azure. Parte I.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos