Sigue a

Colaborar en un proyecto de software libre

Los proyectos de software libre han cambiado el mundo del software. Detrás de la ejecución de tales proyectos se encuentran personas que dedican su tiempo a crear tecnologías abiertas en las que cualquiera puede contribuir. Hay una falsa creencia que para participar en estos proyectos es imprescindible ser un gran programador o tener mucho tiempo. Pero no. No es un requisito indispensable.

A continuación, os vamos a contar las distintas formas de colaboraración en un proyecto de software libre. Os demostraremos que a pesar de que los creadores de muchos proyectos de software libre son unos genios en el arte de la programación nosotros también podemos aportar nuestro granito de arena de formas variadas. Todo el mundo puede empezar por algún lugar.

Integrarse en la comunidad y ayudar a su difusión


Los desarrolladores que colaboran en un proyecto de software libre se comunican con la comunidad por distintos medios: listas de correo, blogs o IRC. Por eso es fundamental, si queremos comenzar a colaborar en un proyecto, primero escuchar que se está hablando y enviar nuestros primeros mensajes.

Posteriormente, podemos colaborar con ellos debatiendo en la lista de correo, ayudando por IRC a otras personas más novatas, e incluso escribiendo algunas entradas en el blog del proyecto que informen a la comunidad de las nuevas funcionalidades o dando ejemplos en tutoriales.

Y si en lugar de programar nos gusta más diseñar, seguro que los programadores del proyecto te agradecerán que les ayudes a mejorar el sitio web. Muchas veces están tan ocupados creando nuevas funcionalidades que olvidan el aspecto visual de la página web oficial del proyecto.

Colaborar en la detección y la resolución de bugs


El código es el corazón de los proyectos de software libre, pero aunque escribir código puede ser lo más apasionante también hay que tener en cuenta que el mantenimiento y resolución de fallos hacen que los proyectos sean estables.

Los proyectos de software suelen disponer de un sistema de tickets visibles para el público. Una buena aportación es documentar mejor los errores que se hayan sido reportados. Podemos diagnosticar errores, ya que a menudo pueden estar mal documentados, así que si somos capaces de reproducir los errores de los tickets y aportar más información a los desarrolladores del proyecto ellos lo agradecerán, ya que a veces pasan más tiempo intentando descubrir donde se produce el fallo que en resolverlo.

Del mismo modo, también es importante cerrar los tickets que ya estén resueltos. La limpieza de las incidencias, por ejemplo, de más de un año que por olvido siguen abiertas y posiblemente en versiones posteriores ya se resolvieron de forma colateral.

Trabajar en el código del proyecto


Llegamos al punto que todos deseamos y en el que los programadores suelen tener motivación para colaborar: escribir código nuevo para el proyecto.

Antes de todo es importante que aprendamos el estilo con el que se escribe y la forma que se usa en el proyecto. Debemos ser miembros responsables de la comunidad manteniendo el estilo y hacer los oportunos commit para que los desarrolladores más experimentados integren nuestro código en la rama principal.

Podemos empezar por partes menos complejas y que no serán complicadas de integrar al proyecto, como probar un versión beta en distintas plataformas. A veces es complicado comprobar que en múltiples plataformas funciona todo correctamente y no hay que adaptar nada, así que podemos encargarnos de probar el código en alguna de las plataformas que dominemos.

También podemos dedicarnos a solucionar errores, como comentábamos antes, resolver tickets es una buena forma de liberar a los desarrolladores para que se dedique al flujo principal de trabajo. A parte de documentarlos también podemos comenzar escribiendo nuestro primer código resolviendo errores que hayamos encontrado o escribiendo pruebas para el código a modo de tests.

Documentar y crear ejemplos

¿Cómo os sentís cuando al comenzar a trastear con un proyecto os encontráis que la documentación es escasa? Pues bien, quizás la documentación también sea un buen punto por el que podemos empezar a colaborar. Desarrollando algunas parte demasiado escuetas o documentando problemas que nosotros mismo nos hemos encontrado. Normalmente la documentación suele estar en formato wiki por lo que será muy fácil que desde el primer momento podamos incluir la nuestra.

También es importante ayudar a crear ejemplos. Cuantos más ejemplos de uso tenga el proyecto, mejor. Podemos hacer pequeños proyectos o aplicaciones demostrando de forma práctica como se usa el software, API o lo que sea en lo que consiste el proyecto de software libre.

En Genbeta Dev | Cómo puede el software libre ayudar a los estudiantes a mejorar su carrera profesional
Foto | Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios