Compartir
Publicidad

Comparación entre el estereotipo del diseñador y el programador web

Comparación entre el estereotipo del diseñador y el programador web
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El conjunto de profesiones a las que el resto de los mortales conocen con el nombre genérico de “informático” están cargadas de estereotipos, algunos más acertados y otros menos. De hecho, nosotros mismos alimentamos muchos de esos estereotipos al fomentar la disputa entre distintos trabajos de nuestro gremio, como pueden ser el de diseñador web y el de desarrollador.

Precisamente, de eso trata esta infografía, que mezclando algunos datos estadísticos y otros basados en prejuicios, nos presenta con mucho sentido del humor una comparación entre el gremio del diseño y el de la programación. Como veis, es inevitable caer en tópicos que hacen que el diseñador parezca un fanático de Apple que sigue la moda marcada por el difunto Steve Jobs, mientras que al programador se le presenta como un ser totalmente despreocupado por su imagen externa. Aunque es cierto que algún aspecto como el de las camisetas es bastante común en la vida real.

Sueldo de desarrolladores y programadores web en EEUU

La segunda parte me parece la más interesante de la infografía, ya que es la que compara la cantidad de programadores y diseñadores en EEUU, así como sus sueldos. El primer dato es bastante similar al de aquí, con un 13% de diseñadores, pero el segundo dato asusta en comparación con lo que tenemos en España.

Esos 85.000 dólares de salario medio están muy por encima de lo habitual en la la Península Ibérica, y es que en Estados Unidos hay una concepción distinta del trabajo de programador, al que no se le ve como un picacódigos, sino como una parte fundamental del éxito de un proyecto, y se le trata como tal.

Temores de los programadores y diseñadores

Por último, una nueva visión entre lo real y lo humorístico de los temores de ambos. En la parte más realista, la cantidad de trabajo extra que hacen y no facturan los diseñadores porque el cliente desecha bocetos sin valoralos, o la incomprensión del trabajo del programador por parte de un jefe que no lo ve más que como un recurso dentro de un diagrama de Gantt. Y en la parte irónica, cómo no, la incapacidad para estrechar lazos del mismo modo que lo hace el resto del mundo.

Vía | Tooft Design

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos