Sigue a

desconectar.jpg

Los programadores estamos constantemente en contacto con trabajo intelectual, complejo y en ocasiones imposible de realizar. Esto hace que los desarrolladores estemos en un constante pensamiento activo de resolución de problemas lógicos y en ocasiones estrés cuando estos problemas son irresolubles o difíciles.

En muchos casos cuando se acaba la jornada laboral y un problema lógico complejo queda pendiente puede hacer que quede en nuestra mente y nos persiga a lo largo del día. Como consecuencia, puede que estemos haciendo otras actividades como pasear, comprar la comida o ver una película, y estemos pensando en ese problema lógico que quedó pendiente. En principio esto no debería ser extremadamente perjudicial siempre que esto no afecte a tus relaciones personales.

Pero otras ocasiones se vuelve más peligroso cuando ese problema lleva una carga emocional de estrés como la importancia de tenerlo resuelto en X o la incertidumbre de que si algo fallase las consecuencias podrían ser terribles. Esta carga emocional y estrés a la resolución del problema puede provocarnos insomnio, e incluso, enfermedades de tipo psicológicas, gástricas, dermatológicas y de salud en general.


Aprender a desconectar del trabajo para llegar a evitar esos extremos es vital para la salud de los trabajadores. Por ello, vamos a poner algunos consejos para desconectar del trabajo en nuestro tiempo de vida personal.

No todas las tareas son urgentes ni importantes

A pesar de lo mucho que nos inculcan sobre la importancia que tiene el trabajo por encima de todas las cosas o la dedicación que se deben tener a las empresas y a los clientes, la realidad es que un trabajo debe ser una carrera de fondo, no una carrera de sprint. En una carrera de fondo, no se entrega todo nuestro esfuerzo constantemente ya que en caso contrario al principio de la carrera ya estarás cansado.

Aprender a dosificarte, centrar tus esfuerzos en lo realmente importante y no darle la importancia a todas las peticiones urgentes que luego en el fondo no lo son, reducirá el esfuerzo psicológico necesario.

Habla con otras personas

En ocasiones estamos tan encerrados en nuestros problemas y miedos que no tenemos una perspectiva general de como es el mundo. Tratar con otras personas de otras empresas e incluso de otros sectores nos permitirá conocer mundo más allá de la empresa donde estás.

Teniendo una perspectiva general podrás ver que siempre tienes opciones a elegir y que tu empresa e incluso tu forma de trabajar no es la única y hay muchas formas de ganar un salario sin necesidad de pasar por ciertas situaciones. Con ello perderás miedo a amenazas de despidos o el miedo a cambiar de empresa en un momento dado.

Desarrolla tus otros hobbies

Antes de nada, me gustaría comentar que tu profesión debería ser en mayor o menor medida, uno de tus hobbies que has ido desarrollando poco a poco hasta conseguir ganar dinero con ello. Sin embargo, eso no significa que no puedas tener otros hobbies y no puedas realizar otras actividades. 

Al igual que todo el mundo necesita comer pero no necesariamente lo hace a todas horas,  que hayas estudiado porque te gusta una profesión en concreto y desees dedicarte a ello, no significa que tengamos que ejercerlo 12 horas al día. Si tienes otros hobbies practícalos también y te ayudará a sentirme mejor contigo mismo. Además existe la posibilidad de que te ayude a conocer a otras personas incluso de otros gremios.

No te fijes solo en los problemas

Nuestro trabajo consiste en resolver problemas constantemente. Es decir, estamos 8 horas resolviendo problemas constantemente. Adicionalmente, al estar en un entorno de innovación la probabilidad de error incrementa por estar en ocasiones experimentando. 

Al igual que en un juego de cartas no puedes ganar todas las bazas sino que a veces hay que perder alguna para poder ganar, piensa siempre en el cómputo general de tu trabajo. ¿Cuánto del trabajo desarrollado ha salido bien y cuánto ha salido mal?. No te ofusques solo por el problema que no te sale. Si el cómputo general es que se sale ganando debes salir contento. Si el cómputo general es malo, busca el origen del problema y busca cambiar las cosas.

Piensa en que algún día morirás y qué harías hoy si lo supieras

Este consejo es de Emilio Duró: “Si te dicen que mañana vas a morir, ¿que te gustaría hacer hoy?. Cuando a una persona se le comunica que padece una enfermedad terminal, el trabajo pasa a segundo plano. Esos si son problemas. Pero a veces me vienen escandalizados porque las ventas de salchichas han bajado un 3%. ¿Que clase de sociedad estamos creando?.”. Analizando estas frases piensa, ¿cuántos de tus miedos son suferficiales?.

Conclusión

En líneas generales conseguir desconectar del trabajo consiste en darle la misma importancia a todas las facetas de la vida. Las relaciones sociales y personales son igual de importantes que las laborales y al final todo está unido. Un trabajo debe ser un hobby más que nos da de comer pero no por ello debemos dejar de lado otros hobbies.

Tu situación emocional es un estado de tu mente. Controlar ese estado pensando en el cómputo general de tu trabajo y no del último problema o discusión que has tenido justo al final del día, hara que puedas desconectar más fácilmente. El trabajo te debe ocupar. No preocupar.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios