Compartir
Publicidad

Lo que se esconde detrás de "salario competitivo, a convenir y según valía"

Lo que se esconde detrás de "salario competitivo, a convenir y según valía"
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el momento que leemos: "Empresa líder en su sector busca desarrollador/a para proyecto internacional con salario competitivo”, 9 de cada 10 desarrolladores han perdido el interés en ese puesto de trabajo. Es curioso como en una simple frase, se puede entender mucho sin decir nada. Está demostrado que con este tipo de ofertas de empleo, la desconfianza es generalizada.

Cuando hablamos de dinero, la mayoría de nosotros reconocemos que hemos sido educados con la enseñanza de que es un tema tabú. Hablar abiertamente del dinero, no está bien, de hecho se percibe como una falta de respeto.

En el ámbito laboral, no hay tema que genere más discusión que el salario. Como norma general, el trabajador considera que cobra poco y el empresario que paga mucho. Lo miremos por donde lo miremos, el dinero nos importa a todos (a unos más que a otros) porque sabemos lo que cuesta ganarlo.

En mi día a día, hablar de dinero es habitual. Los desarrolladores me comentan el salario que quieren ganar, las empresas sí están dispuestas a pagarlo. Es un tema que tengo completamente naturalizado y por eso me gustaría compartirlo.

Comenzamos con los misterios que se esconden detrás del tan usado (y gastado): “salario competitivo”, “salario a convenir” y/o “salario según valía”. Siendo más claros, ¿cuáles son los principales motivos por los que no conocéis el salario en las ofertas de empleo?

1. La empresa quiere tener libertad de decisión y poder negociarlo en cada caso

Sin duda, es la principal razón que argumentan las empresas y aunque es comprensible, no suele funcionar a la hora de contratar el talento que necesitan.

Si no se es lo suficientemente claro desde el principio, es bastante probable que la mayoría de los profesionales no les interese la oferta.

La ambigüedad genera interpretaciones (malas en muchos casos) que no tienen porqué corresponder con la realidad: “El salario es bajo”, “Se me da mal y no me gusta negociar el salario”, “Cuando veo que no son transparentes con el salario, no me interesa”, “Según valía, es lo de siempre y me encontraré lo de siempre”, y un largo etc.

2. Para que no se enteren el resto de desarrolladores de la empresa y evitar conflictos internos

Es el número 2 en el ranking de por qué no se es transparente con el salario y el mayor de los conflictos a nivel interno.

Aunque os parezca increíble, la empresa puede estar dispuesta a pagar más de lo que esperáis, el problema es que no quieren que se enteren los demás.

Si todavía hay alguna empresa que piensa que los trabajadores no hablan entre ellos sobre lo que cobran, ya pueden ir cambiando esa mentalidad, porque siempre hay un buen y mal momento para hablar del salario.

Sabemos que hay empresas que con la finalidad de ser lo más transparentes posible, exponen públicamente los salarios de sus trabajadores, tal vez es una solución demasiado extrema, pero también lo es ocultar el salario para que no se entere el resto. Además, el ser humano es curioso por naturaleza y se encargará de encontrar las respuestas que necesita.

Como todo en esta vida, en el término medio está la virtud y lo mejor es establecer el salario justo.

3. La empresa no quiere que el salario sea lo más importante para el desarrollador

En el puesto número 3 del ranking de la falta de transparencia y uno de los peores planteamientos vitales.

Ya hemos insistido que partimos de la base de que todos trabajamos por dinero y quien diga lo contrario, miente. Seamos honestos (todos) y establezcamos bien las bases, dejando claro que el dinero nos importa a todos y por tanto, llegar a un punto de coincidencia será más sencillo.

En los mejores procesos de selección, el dinero suele ser el tema que menos preocupa por ambas partes. Se habla al principio y si se está alineado, pasa a un segundo plano. Las conversaciones se centran en conocerse mejor y si ambas partes van en la misma dirección, se formalizará el salario.

Cuando todo va bien, los procesos de selección son puro flow…

4. La empresa va a ofrecer un salario bajo y cree que no conseguirá atraer el talento que necesita

Tiene bastante relación con el anterior. Sabiendo que el dinero es importante, ahora veremos hasta qué punto.

Una de las mayores preocupaciones de algunas empresas, es que no pueden permitirse pagar salarios acorde al mercado y por tanto, no quieren hacer público el salario porque temen que nadie quiera incorporarse. Es cierto que ofrecer un salario bajo, genera mucho conflicto, no siempre justificado, pero es lo que hay y a quien no le interese la oferta, que no se postule a ella.

Si se llega a un mínimo salarial, el desarrollador establecerá sus prioridades y valorará la oferta en conjunto, siendo el salario un factor más a considerar. Ahora, es cuando el dinero no es lo más importante, pero debe serlo todo lo demás.

Cuando una empresa no puede pagar un salario elevado, pero ofrece reto técnico, flexibilidad laboral y otro tipo de condiciones profesionales motivantes hay que dar más valor a todo eso, pero ser cristalino con la remuneración salarial.

5. La empresa no quiere que se entere la competencia del salario que ofrece y pueda hacer una oferta mejor

El miedo a que otras empresas, pueden hacer una oferta mejor y por tanto perder buenos profesionales, es una preocupación y uno de los mayores desafíos de este mundo competitivo. Esto hay que** asumirlo como un riesgo e intentar fidelizar a los profesionales**. Si se marchan por dinero, es bastante probable que sea porque se sienten mal pagados o el resto de condiciones profesionales que le ofrecen “en la competencia”, son mejores.

Por tanto, si una empresa tiene miedo a que la competencia se entere del salario que ofrece a sus profesionales, es suficiente indicador para darnos cuenta que algo no funciona y hay que solucionarlo.

Conclusión

Si nunca habéis pensado que se esconde detrás de “salario según valía” (y derivados), ahora, cuando veáis una oferta de empleo, recordad que no siempre la empresa quiere pagar lo mínimo (o tal vez si) … pero no deis por supuesto que es la única opción. Todo tiene una explicación, justa o no, pero la hay, y de vosotros depende si queréis conocerla o no.

Por cierto, si queréis saber vuestro salario con respecto al mercado actual, podéis preguntar a headhunters o buscar las publicaciones de los salarios en las presentaciones anuales de las empresas de selección.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos