Compartir
Publicidad
Publicidad

66 años desde que Grace Hooper registró el primer "bug" y su historia

66 años desde que Grace Hooper registró el primer "bug" y su historia
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 1947 las computadoras solo existían en complejos militares o universidades y ocupaban habitaciones enteras, debido al uso de tubos de vacío que actuaban de diodos y transistores (que prácticamente eran la evolución de las bombillas convencionales, como los que podéis ver más abajo). En esa época la computadora con mayor potencia estaba en la Universidad de Harvard y era la Mark II, que para hacerla funcionar se necesitaba varios técnicos para revisarla y mantenerla.

Válvula de vacío

"bug"

"Bug" no significaba en inglés ni más ni menos que "bicho", pero adquirió el significado de error dentro de la informática (que comprende el software y el hardware) cuando en la Mark II, la supercomputadora de Harvard, algo empezó a funcionar mal. El 9 de septiembre de 1947 el grupo de trabajo liderado por Howard Aiken y Grace Hooper intentó averiguar el anómalo funcionamiento de la computadora, por lo que realizaron un examen exhaustivo de todos los componentes del equipo donde encontraron una polilla de 2 o 3 centímetros entre los contactos de un relé de la máquina. Este hecho fue reportado por Grace Hoper en el cuaderno de bitácora (la imagen que encabeza el artículo).

Ella apuntó en el cuaderno lo siguiente:

"First actual case of bug being found" "Primer caso de bicho que se encuentra"

Grace Hooper

No voy a desaprovechar la ocasión y comentaré la historia de esta gran mujer, Grace Hooper, que ha hecho mucho por la informática y por acercarla al pueblo llano, siendo comparada en alguna ocasión con Ada Lovelance.

Grace Hooper se graduó en matemáticas y física, además siendo doctora en matemáticas por la universidad de Yale. En 1943, durante la segunda guerra mundial decidió incorporarse en la marina estadounidense, siendo destinada a la universidad de Harvard donde comenzó programado con la Mark I.

Destacó innovando en el tema de la programación, buscando en muchas ocasiones usos civiles a las computadoras. En 1952 desarrolló el primer compilador de la historia, el A-0 y en 1957 creó el primer compilador que procesaba órdenes en inglés, el B-0 o más conocido como FLOW-MATIC.

Años después se le ocurrió que podía crear un lenguaje de programación más completo y con ordenes en inglés, con el fin de poderlo aplicar al mundo de los negocios, ¿a qué no adivináis de que lenguaje creó sus bases?, de Cobol (ese lenguaje prehistórico que actualmente se sigue dando mucho uso, por raro que parezca). Dos años más tarde creó un comité para encargarse del diseño de Cobol.

Al final de su carrera profesional participó en la estandarización de Cobol y Fortran.

Y este es un breve resumen de la historia de la gran mujer que hizo tanto por la informática (y los bancos, véase Cobol) y como ha protagonizado la mayor anécdota sobre un bug, exactamente sobre el primer bug.

Vía | Barrapunto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos