Compartir
Publicidad

Encontrar momentos de inspiración y fluidez

Encontrar momentos de inspiración y fluidez
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces se habla de la inspiración en campos como la música, literatura o cine. En el desarrollo de software también existe ese momento de inspiración o fluidez en el que las funcionalidades aparecen a la primera y el código fuente se desarrolla prácticamente solo.

Una hora en estado de fluidez puede suponer hasta tres horas en estado normal e incluso cinco horas en estado espeso. Para conseguir ese estado de lucidez mental intervienen varios factores como la concentración, el conocimiento y a veces la suerte.

Puedes deducir que estás en estado de fluidez cuando es tal el grado de concentración que si alguien te saluda o te habla no te percatas, si escuchas música y se acaba sigues con los auriculares pensando que esta sigue o te sorprendes a tí mismo cuando aplicas un cambio en el código y todo sigue funcionando bien sin tener que depurar.

Buscar los factores para encontrar este nivel de fluidez mental puede ser una buena idea para conseguir la eficiencia óptima (funcionalidades desarrolladas/tiempo invertido).

Veamos algunos factores que personalmente considero apropiados para encontrar esa lucidez.

Conocer de antemano el objetivo de la tarea

Al realizar una tarea es muy diferente si tienes en mente lo que quieres obtener a tener que ir deduciéndolo o descubriéndolo. Tener siempre en la cabeza visionado donde vas a llegar es necesario para avanzar de una forma más fluida.

Utiliza las técnicas que conozcas

Al igual que es necesario conocer el objetivo, también es necesario conocer como lo vas a hacer. Ten en mente y visiona los pasos que vas a dar para llegar al resultado. Para conseguir esto previamente has debido realizar una tarea similar y obtenido un resultado satisfactorio.

Estar descansado

Para conseguir mantener la concentración también es importante un esfuerzo mental para poder estar concentrado en algo. Tener sueño ya sea por insomnio o porque acabas de comer pueden hacer mermar tu rendimiento mental.

Para evitar el insomnio existen diferentes técnicas. Por una parte debes evitar preocuparte de ciertos temas. Recuerdo una frase que me dijo un responsable que era que “el trabajo te tiene que ocupar, no que preocupar“. Cuando salgas del trabajo, desconecta.

Para el caso de las comidas puede ser ideal después hacer una pequeña siesta de 15 minutos. Con ello, ayudarás a desconectar la mente mientras la sangre se está utilizando en el aparato digestivo.

Evitar ruidos escandalosos

También debes conseguir que tu entorno sea apropiado para trabajar. Uno de los factores a tener en cuenta son los ruidos. Estar en un departamento lleno de comerciales hablando o llamando por teléfono puede ser un entorno inadecuado para concentrarte.

Tener la temperatura apropiada

Otro factor que se ignora bastante es la temperatura. En temperaturas bajas el frío puede hacer que tus manos estén resentidas para teclear mientras que en temperaturas altas el calor puede hacer que tu cabeza se “achicharre”, al igual que un ordenador es necesario refrigerarlo. La temperatura apropiada son unos 24 grados aproximadamente.

Evita interrupciones constantes

Las consultas o llamadas de teléfono constantes pueden ser perjudiciales para la concentración. En lugar de ello pide las cosas no urgentes por email. Puedes consultarlo cuando mejor te venga y estar desconectado de otras tareas si necesitas estar concentrado.

No programar en meses

Tomar otras funciones diferentes o dejar de programar en un largo periodo de tiempo hará que pierdas agilidad para la realización de esa tarea. Si tu objetivo es programar con eficiencia debes practicarlo a menudo. Además, si quieres mejorar tu capacidad de aprendizaje y no atarte a un lenguaje o proyecto, proponte retos en proyectos de no responsabilidad en los que utilices herramientas que desconozcas.

Otros aspectos que afectan a largo plazo mejorando la autoestima

Existen otros aspectos que a corto plazo no se pueden apreciar pero si a largo plazo. Por ejemplo, tener una dieta equilibrada y hacer ejercicio físico hacen que tu forma física y estado anímico mejore obteniendo con ello más confianza en uno mismo.

Además, evita que tus tareas sean todas “para ayer“ y de carácter de urgencia. Esto incrementa el estrés y el estar alerta. Un estado alerta constante puede provocar un agotamiento general e incluso a largo plazo problemas de salud irreversibles. Por otra parte, el estrés puede afectar a tu comportamiento afectando a algunos factores anteriores como la concentración, el insomnio, las dietas, etc.

Tener suerte

Un último aspecto es tener suerte de no encontrarse con un problema un tanto extraordinario que no afecte al trabajo normal que estás realizando. Caidas en la red, datos incorrectos, ordenador colgado, etc. pueden provocar tiempos muertos e improductivos en momentos que, en otras ocasiones, estarías más fluido mentalmente.

Conclusión

Los factores de concentración son bastantes personales ya que no afecta a cada uno por igual. Sin embargo, en líneas generales tener las aptitudes, las actitudes y un entorno adecuado facilitará que tu trabajo sea más eficiente y fluido encontrando más momentos de inspiración en el que el tiempo pasa sin que te des cuenta.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos