Publicidad
Publicidad

RSS te acuerdas de

¿Te acuerdas de... el juego de la vida?

5 Comentarios
¿Te acuerdas de... el juego de la vida?


El Juego de la Vida es un autómata celular ideado por el matemático inglés John Horton Conway. No es fácil definirlo en una sola frase, ya que para unos es un juego, para otros no pasa de una curiosidad, hay quien lo describirá como una máquina universal de Turing y para otros no pasará de un mero protector de pantalla muy friki.

Su funcionamiento es muy simple y da lugar a una combinatoria bellamente compleja: un tablero bidimensional poblado por “células” y regido por turnos. En cada paso, nacerá una nueva célula en cada casilla vacía que sea adyacente a tres células, como si fuera fruto de un ménage à trois intraorgánico, mientras que aquellas células que sean adyacentes a cuatro o más de sus congéneres morirán por superpoblación de su hábitat, y si lo son a menos de dos morirán de soledad.

Más que juego es un entretenimiento, ya que siendo estrictos se trata de un juego de 0 jugadores, donde una vez establecidas las condiciones de población celular iniciales, todo el desarrollo tiene lugar de forma autónoma y no se puede intervenir para cambiar su estado, del mismo modo que tampoco se puede definir una victoria o derrota, ya que la actividad puede terminar con la muerte de todas las células, puede repetirse en bucle o puede vagar por estados aleatorios de forma indefinida sin llegar a estabilizarse. Así, podríamos definirnos retos como la mayor cantidad de células que acaben llegando a la muerte, o la menor cantidad que nos produzca un patrón inestable.

Leer más »

¿Te acuerdas de ... los programas de la Microhobby?

26 Comentarios
¿Te acuerdas de ... los programas de la Microhobby?

Se que muchos de vosotros os estaréis limpiando esa lagrimilla que os habrá salido al recordar esta mítica publicación, con la que muchos habréis tirado vuestras primeras líneas de código copiando los programas de cada publicación. Aunque sólo se publicó al principio para el ZX Spectrum, su existencia provocó la salida de otra en España, la Microhobby Amstrad CPC y auspició a muchas otras de otras editoriales para las anteriores, MSX y Commodore principalmente.

El público al que era dirigida, a pesar de tratarse de una publicación bastante técnica, era un público joven, casi infantil, quienes eran los usuarios mayoritarios de la plataforma de 8 bits, y eso se puede apreciar en el espíritu de los artículos y sus referencias en la publicidad a “pide esto a tus padres para mejorar en el colegio/instituto”. Aun habiendo pasado todos estos años es inevitable sentir cierta emoción por la cantidad de recuerdos que nos trae.

Leer más »
Publicidad

¿Te acuerdas de ... Div Games Studio?

26 Comentarios
¿Te acuerdas de ... Div Games Studio?

Allá por los finales de los 90, el mercado de los videojuegos estaba en un muy buen momento de forma. En el año 1998 se publicaron títulos como Half Life, Grim Fandango, Unreal, Thief, Baldur’s Gate, Final Fantasy VII o Starcraft, y ese año también se sacó al público un software que prometía que todos íbamos a ser capaces de hacer videojuegos: Div Games Studio.

Se vendía en kioskos, papelerías y supermercados, sitios donde también solíamos comprar el “Sólo Programadores” (otro clásico en nuestro gremio) y venía con un completo manual de programación, un CD con el entorno y mucho por hacer. Poco a poco fueron creándose comunidades, también gracias al empuje de internet, donde los programadores de DIV intercambiaban código, recursos y trucos. Al ser un producto 100% escrito en español llegó rápido a todos los hispanohablantes, no en vano una de las mayores comunidades estuvo en Argentina.

Leer más »

¿Te acuerdas de ... los virus de MSDOS?

11 Comentarios
¿Te acuerdas de ... los virus de MSDOS?

Hubo un tiempo atrás en el que los virus eran realmente terroríficos. No eran muy comunes los gusanos y las infecciones eran de expansión más lenta, pero sin duda estos bichejos se comportaban de una forma mucho más agresiva de lo que resulta habitual hoy día, y sus métodos de funcionamiento supusieron toda una revolución desde el punto de vista de la programación.

Sin temor a equivocarme, puedo decir que en los 90 existió un culto real al virus, en forma de temor por parte de los usuarios y en forma de admiración y curiosidad por parte de los programadores. No existían sistemas complicados y había muy poca comunicación en red pero la lucha era constante, donde el antivirus de la gran empresa era derrotado sistemáticamente por virus hechos por un sólo guerrero, que burlaban las medidas más rimbombantes que sonaban estupendas en los anuncios pero eran puro humo para el campo de batalla real.

Leer más »

¿Te acuerdas de ... Clipper?

12 Comentarios
¿Te acuerdas de ... Clipper?

Conocí a Clipper cuando daba sus últimos estertores como lenguaje popular en el ámbito de las aplicaciones de gestión, allá por 1995, dos años antes de que la neoyorkina Computer Associates publicase la última versión del mismo. Esta empresa no fue la creadora ni la impulsora de Clipper sino Nantucket Corporation, quien vio como, tras la compra, su producto cambiaba de rumbo y perdía el mercado por malas decisiones empresariales.

Este lenguaje fue terreno casi exclusivo de MSDOS aunque, en 1994, se lanzó una versión para MS Windows llamada Clipper VO (Virtual Objects) aunque no tuvo el éxito esperado y no por ser un mal producto (del todo). Quizás la bajada de recursos de marketing desde la nueva propietaria junto a la adhesión, por fiabilidad, a la versión anterior en las empresas contribuyeran a su posterior desaparición.

Leer más »

¿Te acuerdas de ... Turbo C?

31 Comentarios
¿Te acuerdas de ... Turbo C?

Para muchos fue el primer contacto con un lenguaje “de verdad”. Yo aún tengo en mi memoria cuando, acostumbrado al BASIC linea a linea (en múltiples variantes) descubrí este magnífico software, simple y liviano, en mi vetusto 8088 que me había regalado por mi tío allá por 1994. Tener un entorno integrado para desarrollar fue una novedad, y descubrir esa depuración con “watches” y la ejecución paso a paso algo realmente revolucionario.

Me lo entregaron en un disquette, dentro de un ARJ, y no necesitaba instalación. Era descomprimir y listo. Se ejecutaba “tc” y se mostraba ante nuestros ojos esa inolvidable ventana azul, letras en color amarillo y la barra de menús de texto en la zona superior. No teníamos coloreador de sintaxis (eso vendría más tarde con la siguiente versión) ni panel para ficheros ni nada a lo que estamos tan acostumbrados ahora.

Leer más »
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos