Compartir
Publicidad

Conseguir un visado de trabajo para los Estados Unidos de Trump si eres desarrollador

Conseguir un visado de trabajo para los Estados Unidos de Trump si eres desarrollador
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las grandes empresas tecnológicas estadounidenses, las compañías totémicas de Silicon Valley (o de Seattle o de Austin o de Nueva York o de donde sea), son un caramelo muy goloso para cualquier desarrollador que se precie, provenga del lugar de donde provenga. Vamos, son el Barça o el Madrid de esta profesión nuestra, todos soñamos con jugar en esos campos de Mountain View o la 5ª Avenida.

Hasta ahora, conseguir un permiso de trabajo temporal para acceder a estos puestos era tedioso pero accesible (teniendo en cuenta que hay un importante grado de azar en el proceso, claro). ¿Ha cambiado esto con la llegada de la administración Trump y sus políticas proteccionistas? Si nuestro sueño es trabajar en los Estados Unidos, ¿lo tenemos ahora más complicado que hace tan sólo unos meses? Vamos a intentar arrojar algo de luz sobre este tema en las siguientes líneas.

Los distintos tipos de temporary visas

Visa

Vamos a empezar repasando los distintos tipos de permisos o visados con los que se puede acceder a los Estados Unidos siendo ciudadano español. Estos permisos, divididos en visados de inmigrante (la famosa green card) y visados de no inmigrante (las temporary visas), están expedidos por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración, la USCIS.

  • B. Visitantes con propósitos de turismo, negocios o tratamientos médicos. Los españoles realmente no necesitamos este visado para estancias menores de 90 días, tan sólo rellenar adecuadamente el famoso formulario ESTA (Electronic System for Travel Authorization) y pagar la tasa. Sí, es ese formulario en el que te preguntan si tienes pensamiento de atentar contra el presidente y si no quieres que te pase como a los Medina Azahara, rellénalo con cuidado.
  • C. Tránsito a través de los Estados Unidos. Tripulación o pasaje de barcos o aviones que hagan escala en el país.
  • F / M. Estudiantes académicos, técnicos o de idiomas.
  • J. Visitantes de intercambio.
  • D. Tripulantes de barcos o aviones.
  • I. Periodistas y demás trabajadores de medios de comunicación (fotógrafos, columnistas, técnicos, colaboradores...).
  • E1 / E2. Comerciante o inversor por tratado.
  • H1-B. Profesionales especializados con estudios superiores o experiencia laboral equivalente. Este sería el visado al que deberíamos optar la mayoría de los desarrolladores. Luego hablaremos de ella en mayor profundidad.
  • H2-A. Trabajadores estacionales agrícolas.
  • H2-B. Trabajadores estacionales no agrícolas.
  • H3. Aprendices (salvo médicos y académicos).
  • L. Transferidos entre empresas filiales. Vamos, si estabas trabajando para alguna empresa estadounidense fuera de los Estados Unidos.
  • O. Personas con habilidades extraordinarias. Artistas, actores, científicos...
  • P. Deportistas de alto nivel reconocidos a nivel internacional.
  • Q. Visitantes de intercambio cultural internacional.
  • R. Trabajadores religiosos.

Pasos a seguir para conseguir una H1-B

H1b Visa

Como hemos visto en el listado anterior, el visado para trabajar en los Estados Unidos que más se ajusta a nuestra experiencia como desarrolladores es el H1-B para trabajadores especializados.

Este visado, instaurado en 1990 por la administración de Bush padre, también es al que aplican (perdón por el anglicismo) profesionales de otras ramas de la ingeniería, médicos, investigadores científicos o, en una de las excepciones a la necesidad de estudios superiores, las modelos profesionales. Sí, la Primera Dama Melania Trump entró en los Estados Unidos con una visa H1-B.

El H1-B tiene una validez de 60 meses (5 años, hablando en plata), no tiene limitación de entradas en el país ni tiene ninguna tasa extra para los ciudadanos españoles (aunque si hay que pagar los 190 dólares de tasa general del visado).

Pasos para conseguir este H1-B:

  • La empresa empleadora debe solicitar en tu nombre un certificado de trabajo al Departamento de Trabajo.
  • Una vez en poder del certificado, la empresa debe cumplimentar el formulario I-129 de la USCIS y que este sea aprobado por la misma.

Aquí es donde entra el factor suerte en el proceso: el gobierno norteamericano sólo concede 65.000 visados H1-B al año y las solicitudes aprobadas por la USCIS suelen ser mucho mayores: este 2017 han sido más de 199.000, en 2016 fueron más de 236.000 y en 2015 más de 233.000.

Es el momento de La Lotería. Un proceso aleatorio informatizado que este 2017 para los visados del año fiscal 2018 se celebró el 11 de abril después de muchos rumores sobre si este año se celebraría o la administración Trump apostaría por otros métodos... pero mejor no adelantemos acontecimientos.

  • Si has tenido suerte y te ha tocado La Lotería, ya puedes aplicar por la visa mediante la cumplimentación formulario DS-60.
  • El siguiente paso es solicitar una entrevista en la embajada de los Estados Unidos o en cualquiera de sus consulados en España. En la embajada de Madrid el tiempo de espera es de 4 días naturales.
Embajada Madrid
  • A la entrevista debes llevar: el pasaporte, la confirmación del DS-60, la confirmación del pago de las tasas, la confirmación del I-129 y una foto. Además de cualquier otra documentación que te sea requerida. En la entrevista te tomarán las huellas dactilares.
  • Después de la entrevista tu solicitud será procesada. El tiempo de espera para este proceso en la embajada madrileña es de 3 días.

Si después de estos tres días, la respuesta es afirmativa, puedes empezar a hacer el petate: tu aventura americana esta a punto de empezar.

¿Y ahora con Trump qué?

El visado H1-B es polémico en ciertos círculos prácticamente desde su implantación. Las razones que esgrimen sus detractores son básicamente dos:

1) Que, debido a la permisividad de las instituciones, las empresas lo solicitan para otro tipo de trabajos para los que hay mano de obra nacional más que de sobra como pueden ser entrenadores deportivos, trabajadores agrícolas, profesores de preescolar o las mencionadas modelos internacionales como Melania Trump.

2) Que, gracias a la poca experiencia que se necesita para conseguirlo, sirve para formar talento de economías emergentes como India o China que luego vuelve a sus países y ayudan a disminuir la ventaja competitiva estadounidense en los sectores de IT.

Por lo tanto, con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y sus prometidas políticas proteccionistas (¡Compra americano! ¡Contrata americano!) había cierta expectativa por ver si iba a tocar este permiso H1-B, gracias al cual su esposa llegó legalmente al país, y en que manera.

Durante la interminable campaña electoral Trump había llegado a decir que había que suspender la concesión de estos permisos durante uno o dos años. También habló de cambiar el método de La Lotería por la confección de un ranking meritocrático (el trabajo para conseguir esto con la gran cantidad de solicitudes que hay se antoja brutal) o un ranking por salario en orden descendente (mucho más sencillo de implementar). Sin embargo, estando ya aposentado en el despacho oval, los rumores hablaban de que se podía ampliar el cupo de 65.000 hasta los 110.000 visados, algo que ya se especuló durante la segunda legislatura de Obama, como una medida para congraciarse con las belicosas grandes compañías de Silicon Valley, que tiran mucho de talento de allende los mares.

Positions H1b

De momento ni una cosa ni la otra: de las más 199.000 peticiones de visado se darán 65.000 para el año fiscal 2018 por medio de La Lotería celebrada a principios de este mes.

Sin embargo a finales de marzo saltaban las alarmas con respecto a los desarrolladores en diversos foros: circulaba un memorando gubernamental que parecía indicar que el trabajo de programador podía quedarse fuera de los trabajos cualificados con derecho a H1-B o por lo menos ser escrutado de manera mucho más estricta.

En declaraciones a Bloomberg, una portavoz de la Agencia de Inmigración, la USCIS, indicaba que "esto no es un cambio en la política de elegibilidad del H1-B in campos relacionados con la informática" si no tan sólo la actualización de unas guidelines que databan del año 2000 y que estaban obsoletas.

En 2016 más de 13.000 puestos de programador en empresas de tecnología fueron cubiertos por trabajadores con visado H1-B. Veremos a ver como evoluciona esto en los próximos años bajo el mando de Trump y si las declaraciones de la USCIS son reales o una mera cortina de humo.

Imagen Melania Trump | Wkimedia Commons
Imagen Visado | Wikimedia Commons

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio