Compartir
Publicidad

"España no es mejor ni peor que Silicon Valley o Sebastopol", entrevista a David Bonilla

"España no es mejor ni peor que Silicon Valley o Sebastopol", entrevista a David Bonilla
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad



Hace un par de semanas, iniciábamos una nueva sección de entrevistas a personas relevantes dentro del desarrollo en nuestro país. Hemos tenido el inmenso placer de entrevistar a David Bonilla, al que tuve la oportunidad de ver y sobre todo, escuchar, en una ponencia sobre la técnica pomodoro en theEvnt2011 muy amena y entretenida.

David Bonilla es un desarrollador quasi autodidacta que iba para derecho pero acabo torcido programando en Java para Sixservix, empresa española dedicada al desarrollo de software como producto y orientada al desarrollo web.

En Sixservix participó en el desarrollo de ERP S1 un sistema de gestión integral empresarial (ERP) y Storetto un gestor de cadena se suministro (SCM) ocupando el cargo de Responsable de Desarrollo primero y Director Técnico (CTO) después. Le gustan los patitos de goma, es SCRUM Master certificado y tiene muy claras las cosas. Ésta es su entrevista.

muchas de las cosas que se ven en la carrera no te sirven en tu día a día
¿Cómo te interesaste por el mundo del desarrollo de aplicaciones informáticas?

Siempre me gustó la informática pero, sorprendentemente, acabé estudiando Derecho. No tardé mucho tiempo en darme cuenta de que iba a convertirme en el peor abogado del mundo. Así que, en cuanto pude, me apunté a un master de desarrollo de aplicaciones informáticas que impartía IBM y, hasta ahora

Al principio, esto fue un drama familiar. Mi madre ya se había hecho a la idea de que tenía al próximo Perry Mason en casa y, lo de la informática, le sonaba a videojuegos y pérdida de tiempo. Ahora está encantada y le dice a sus amigas que su hijo trabaja “en Internet”.

¿Crees que tu formación académica ha sido determinante en tu carrera profesional?

Evidentemente, no. Creo que cogí uno de los últimos trenes que habían en este país para trabajar sin título universitario. A partir de mi promoción, empezó a ser más y más difícil conseguir trabajo como desarrollador sin experiencia y sin la ingeniería.

Eso sí, en cuanto acabé mi master, me matriculé en la UOC para estudiar la Ingeniería Técnica Informática. Es cierto que muchas de las cosas que se ven en la carrera no te sirven en tu día a día. También es cierto que muchos de los conceptos que se enseñan están completamente desfasados (hoy por hoy, ni siquiera se enseña SCRUM como metodología de desarrollo), pero la experiencia ha tenido muchas más cosas positivas que negativas.

no entiendo a los talibanes que defienden uno u otro sistema
¿Cuáles son tus tecnologías, sistemas y lenguajes preferidos y por qué?

Si me preguntas que tecnologías me llaman más la atención y en las que creo que me voy a centrar, te diré que HTML5 y JavaScript, sobre todo Node.js. A nivel de escritorio y desarrollo nativo me llama mucho Objective-C para poder trabajar en el ecosistema Apple pero, sinceramente, con mi carga actual de trabajo, no creo que tenga tiempo para aprender con profundidad tantos lenguajes y tecnologías así que, apuesto por HTML5 y JavaScript.

En cuanto a sistemas, trabajo con un Mac. Para mí es más cómodo, estable y productivo, pero no entiendo a los talibanes que defienden uno u otro sistema. Si tu eres más productivo con Windows NT o la última distro de Ubuntu, me parece perfecto.

¿Cómo conociste Sixservix, tú los buscastes a ellos o ellos te buscaron a ti?

Ni una cosa ni la otra. Yo trabajaba en el BBVA desarrollando el TPV Virtual del banco, la librería que se da a las tiendas de comercio electrónico para que integren una pasarela de pago. El proyecto había acabado y, por delante, sólo me esperaba el mantenimiento correctivo y evolutivo del proyecto. Algo nada apetecible cuando tienes veintipocos años.

Un amigo me llamó porque su empresa estaba buscando expertos en Java para un proyecto-marrón en “una compañía de vinos y alcohol“ y para allí me fui.

En un momento dado, Sixservix decidió asumir el proyecto por su cuenta y me hizo una oferta para quedarme con ellos. El resto es historia.

Sixservix siempre será mi casa. Mi familia.
Háblanos un poco acerca de tu evolución a partir de ese momento

En Sixservix he hecho de todo. Mi responsable, Fernando Pellús confió en mí y se preocupó de crear el ambiente necesario para que pudiera implementar todas mis ideas. No creo que pueda encontrar un puesto de trabajo similar en España. Sin embargo, siempre quise montar mi propia empresa.

Un día, descubrí que tenía la cabeza más fuera que dentro y, estar al 50%, no me parecía profesional ni justo para la gente que tan bien se había portado conmigo. Así que, en julio me lancé, creé mi propia empresa y aquí estoy.

Sixservix siempre será mi casa. Mi familia.

¿Cómo y por qué te interesas por las metodologías de desarrollo ágil?

No lo recuerdo exactamente, pero hay dos momentos claves que tengo grabados a fuego en la memoria:

  1. Una visita a San Francisco de la que me traje a España una copia del libro “Agile Software Development with Scrum“, después de ver en la Atlassian Summit como desarrollaban con metodologías ágiles
  2. Un Coding Dojo en el que conocí a los chicos de agilismo.es, Jose Manuel Beas y Xavi Gost.

Si te das cuenta, en ambos casos, el “contagio“ se produjo por exposición a otra gente y otras ideas ¡Para que luego diga la gente que ir a eventos no vale para nada!

¿Crees que es muy traumático implementar dichas metodologías en las empresas españolas?

No. Creo que puede ser muy traumático para algunos gestores y directivos que no quieran o no sepan cambiar de paradigma.

Siempre recomiendo un buen curso o coaching, como el que proporciona el mismo José Manuel Beas y algunos otros, para introducirse en el agilismo. En mi caso, hice el curso de CSM (Certified Scrum Master) con Alan Cyment y Ariel Ber. Había leído mucho sobre Scrum, pero ellos hicieron que todo tuviera sentido.

Las empresas luchan por ofrecer el “kilo de informático” más barato, no el de más calidad
¿Cómo ves la escena tecnológica y empresarial española?

Cada uno tiene su punto de vista y está condicionado por lo que le ha tocado vivir. En mi caso, sí he visto algo que se repita una y otra vez, es una visión radicalmente cortoplacista de la informática como negocio y una patente falta de inversión y dinero. Ambas situaciones llevan al mismo punto: en España apenas se hacen productos sino que se venden proyectos.

Desgraciadamente, muchos proyectos, mantenimiento y servicios se venden por horas, no por hitos. Eso favorece la competición por precio, no por la calidad. Las empresas luchan por ofrecer el “kilo de informático” más barato, no el de más calidad.

No toda la culpa es de la industria. Hay mucho cliente que sólo se fija en el precio a la hora de elegir una oferta u otra.

¿Crees que puede desarrollarse un tejido empresarial propicio para los profesionales de las tecnologías de la información?

Claro. España no es mejor ni peor que Silicon Valley o Sebastopol.

Hace 30 años, la gente seguía mezclando el Rioja con casera y los mejores restaurantes te servían cóctel de gambas. No es que tuviéramos una especial cultura gastronómica. Pero, hoy por hoy, la cocina española se considera la mejor del mundo. Y no lo hemos conseguido copiando a otros, sino siguiendo nuestro propio camino.

Eso sí, para que las cosas salgan, hace falta querer, que las instituciones no te torpedeen y una mínima inversión.

No sé si conoces Cloud9, es un IDE basado en navegador. Van a ofrecer una modalidad de pago por 15$ al mes pero, hoy por hoy, no ganan ni un euro. La semana pasada conocí al CEO ¿Sabes cuántos son? Unos 20… y siguen contratando. ¿Conoces alguna startup española con 20 programadores desarrollando un producto antes de lanzarlo? Yo, no.

No creo que trabajar más de ocho horas al día sea algo heroico o positivo, más bien al contrario
Cuéntanos un poco acerca de tu nueva etapa emprendedora

Bonilla In Love

Intento llenar el hueco que hay entre desarrollo y negocio, y te aseguro que hay mucho por hacer en ese sentido en este país.

Aún me estoy adaptando y aprendiendo. Sigo pensando en semanas laborales de cinco días que van de lunes a viernes aunque, para mí, eso se acabó.

Lo más difícil hasta ahora ha sido la gestión del tiempo. No creo que trabajar más de ocho horas al día sea algo heroico o positivo, más bien al contrario. De momento, no lo estoy consiguiendo. Pero no me quejo. Hago lo que quiero y no doy abasto.

El pasado veinte de julio se anunciaba tu nombramiento como embajador de Atlassian en España, cuéntanos un poco acerca de lo que significa para ti

La verdad, me hizo tanta ilusión como trabajar para Coca-Cola. Llevo bebiendo Coca-Cola desde que era niño y utilizando los productos de Atlassian desde hace muchos años. Me creo el “producto”. He sido usuario y fan antes que embajador, así que es bastante fácil para mí evangelizar sobre él.

Atlassian buscaba un bicho raro, alguien que fuera parte de la Comunidad de desarrollo, pero que al mismo tiempo pudiera integrarse en un equipo de marketing sin sufrir alergia severa. Es exactamente lo que yo quería hacer.

Estoy aprendiendo mucho y divirtiéndome aún más.

Si no has probado los productos de Atlassian es porque no quieres
¿Qué puedes contarnos de Atlassian y sus productos?

Atlassian se ha enfocado en construir un portfolio destinado a conseguir que los equipos de desarrolladores trabajen con más calidad, comodidad y productividad. Ese es el ladrillo “oficial” que tengo que soltar por contrato.

Extraoficialmente, te diré que Atlassian es también una compañía capaz de vender 60 millones de dólares al año en licencias y seguir teniendo un concurso público de bigotones para recaudar dinero para beneficencia.

Tiene más de 300 empleados por todo el mundo y no ha perdido el espíritu de startup. Intenta que sus empleados sean felices y, para intentar conseguirlo, te aseguro que internamente se usan todos los productos que intentan vender. Se comen su propia “comida de perro”.

Si no has probado los productos de Atlassian es porque no quieres. Se pueden probar sin pagar un euro y, el precio de la licencia para 10 desarrolladorres es de 10$ al año… que ni siquiera van a parar a la compañía, sino una vez más, a asociaciones benéficas. No te digo ná y te lo digo tó.

¿Qué consejo le darías a una startup hoy?

En España hay mucha gente dando consejos y muy poca haciendo cosas de verdad. Bastante tengo yo con lo mío como para atreverme a dar consejos a otros.

La única recomendación que puedo dar es que intenten seguir su propio camino y que no pierdan demasiado tiempo buscando “la fórmula perfecta” para crear una empresa. No hay ninguna “fórmula perfecta” que garantice el éxito.

Estuviste hace poco en San Francisco, ¿cómo ven a los profesionales del sector español nuestros compañeros estadounidenses?

Directamente, no los ven. Pero no es algo exclusivo de nuestro país, pasa lo mismo con Holanda, Italia o Chile. En estos países no existe un circuito de eventos profesionales que permita la existencia de estrellas mediáticas y técnicas como las hay en Estados Unidos.

No creo que un técnico español esté mejor ni peor considerado que un japonés o un alemán, por ejemplo.

no creo que los ejércitos de Mordor vayan a cubrir de oscuridad la Península Ibérica
¿Crees que hay esperanza para España?

En general, no creo que los ejércitos de Mordor vayan a cubrir de oscuridad la Península Ibérica. He viajado bastante, he visto mundo y he conocido pocos sitios donde se pueda vivir con mayor calidad de vida que en Galicia.

Es evidente, que hay cosas de mi país que me gustaría que cambiaran, pero entonces no sería España, sería otra cosa.

¿Quieres que me moje en algo? Creo que el bipartidismo y el “blanco o negro” es perjudicial además de artificial. Creo que es una pérdida de tiempo continuar discutiendo sobre nacionalismos y política territorial mientras nos integramos en la Unión Europea con un nivel de inglés lamentable. Creo en pagar mis impuestos hasta el último euro. Creo que, si mi economía doméstica no funciona gastando 5 y ganando 4, lo mismo ocurre con el Estado. Creo en el Pulpo a Feira y en las mujeres guapas. Pero, sobre todo, creo en mi familia y en mis amigos.

No podrás decir que no me he mojado.



Notas del editor

Si hay una frase con la que estoy completamente de acuerdo y con la que me quedo a nivel personal de la entrevista con David es la siguiente; En España hay mucha gente dando consejos y muy poca haciendo cosas de verdad.

Tan solo agradecer a David Bonilla que nos haya cedido una pequeña parte de su hoy por hoy apretadísima agenda y esperamos tener noticias suyas pronto. Si quieres saber más acerca de David, puedes seguirlo a través de su cuenta de twitter en @david_bonilla así como su blog personal-empresarial-psicotrópico (no se muy bien como definirlo, es algo que pasa a menudo con las cosas que tienen relación con David) en BonillaWare.


Más en Genbeta Dev | Entrevistas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos