Publicidad
Publicidad

RSS Deuda técnica

La metáfora de la “deuda técnica”

1 Comentario
La metáfora de la “deuda técnica”

La primera referencia al concepto “deuda técnica”, en el contexto del desarrollo software, viene del año 92 (aquí tienes el enlace a aquel primer documento en que se citó la idea). Otra evidencia más de que muchos temas y términos de moda hoy... llevaban ya muchos años con nosotros.

El creador del término fue Ward Cunningham, nombre poco popular en el sector, pero tras el que están, más allá del concepto deuda técnica, aportaciones como el desarrollo de la primera wiki, ser uno de los firmantes el manifiesto ágil, ser uno de los pioneros en introducir el concepto patrón, y los primeros catálogos, en el mundo del desarrollo software, las antiguas tarjetas CRC, contribuciones a eXtreme Programming, etc.

Leer más »

Deuda técnica en el software

4 Comentarios
Deuda técnica en el software

Últimamente por motivos de la crisis económica nos bombardean constantemente con información sobre como funciona la economía y estamos más atentos a que ocurre cuando se rescata un país, si se emite deuda, la inflación, los impuestos, etc.

De toda la documentación que he visto, la que más me ha gustado ha sido este video titulado Españistán en el que describe la deuda como secuestrar a la señora de la lejía que viene del futuro para que nos obtenga dinero del futuro. Pero llegará un momento en el que cuando lleguemos a ese futuro veremos como esa señora nos está robando nuestro dinero.

No es mi intención hablar de economía porque sería un "epic off-topic" pero si me gustaría comentar que el concepto deuda no es algo exclusivo de la economía. Para el desarrollo del software, Ward Cunningham propuso en 1992 el concepto de deuda técnica asemejándolo al objetivo de conseguir beneficios a corto plazo mediante un desarrollo pobre o con poca inversión.

Existen muchas formas de realizar proyectos con poca inversión. En el caso del software podemos ahorrarnos costes contratando personal no cualificado o tener al personal saturado de tareas. También se puede ahorrar saltándose pasos esenciales como la realización de test (ya sean automáticos o manuales) o alguna documentación formal. En general, saltarte tareas o exprimir los recursos hasta un punto inviable para el correcto funcionamiento del proyecto.

Leer más »
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos