Compartir
Publicidad

Cómo tener éxito en tu próxima entrevista de trabajo para desarrolladores

Cómo tener éxito en tu próxima entrevista de trabajo para desarrolladores
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente estás un poco harto de tu empleo actual. Tienes un salario absurdo, tu jefe no valora lo que haces, a tu empresa sólo le importa vender y la parte de desarrollo es una carga y, en definitiva, cuando llega el domingo por la noche te acecha la gran depresión.

Es muy normal en los países latinoamericanos. En muchas empresas aún existe la cultura de que lo importante son los números, y dejan la calidad del software a un segundo plano. Su única métrica es que cuanto más rápido acabes tu trabajo, mucho mejor.

Por tanto, te quedan dos opciones: o te acabas uniendo al clan de los vendedores, o te quedarás comiendo marrones y con un sueldo ridículo el resto de tu vida. En realidad hay una tercera: escapar.

Para ello, seguramente vas a necesitar prepararte muy bien, porque lo que hayas aprendido en una cárnica de este tipo no te va a servir de mucho para conseguir un empleo digno. Necesitas un plan de acción sólido para tus próximas entrevistas.

1. Ten muy claro lo que buscas

Necesitas conocerte a ti mismo primero, para luego conocer lo que esperas de tu nueva empresa

Este es el primer paso, ¿a qué tipo de empresa quieres moverte? Para eso tienes que responder a unas cuantas preguntas. Necesitas conocerte a ti mismo primero, para luego conocer lo que esperas de tu nueva empresa.

¿Qué tipo de vida quieres tener?

Estilo De Vida

Mucha gente no se ha preguntado nunca algo tan esencial. ¿Por qué quieres quieres evolucionar profesionalmente? ¿Cómo quieres que sea tu vida?

A lo mejor tu pasión es ser el mejor programador del mundo, aunque ello implique trabajar 14 horas al día y no ver a tu familia.

O por el contrario, quieres tener más tiempo para ti, o un horario más flexible, y te interesa buscar un trabajo en remoto desde casa.

O puede que lo único que te mueva es el dinero, y mejor cuanto mayor sea el salario.

Todo es igual de digno, pero es importante tenerlo claro. Piensa principalmente qué es lo que quieres que la empresa te aporte en este momento para tu plan a largo plazo. Si quieres salir de una cárnica, lo que te interesará será entrar en una empresa donde aprendas mucho, independientemente de horarios y salarios: un equipo de gente muy buena, donde se apliquen buenas metodologías de trabajo y se luche por código de calidad.

Durante la entrevista, presta atención a las señales de alerta roja

Durante la entrevista, trata de detectar esas señales que demuestran si una empresa se toma en serio el desarrollo de software

Las entrevistas no están solo para que la empresa te conozca a ti. Es también tu momento para que tú conozcas a la empresa.

No me quiero entretener mucho en este punto, porque hace poco que publiqué una guía gratuita con todas las señales a tener en cuenta, pero básicamente pregunta:

  • Cómo gestionan sus proyectos
  • El tipo de herramientas que usan
  • Cuáles son las metodologías que utilizan para asegurar la calidad del software
  • Cuál es la cultura de la empresa

Si durante la entrevista eres capaz de entender cómo es el día a día de la empresa, te será mucho más fácil estar seguro de si es el lugar ideal para ti en este momento.

2. Necesitas mejorar tus conocimientos

Cuanto antes asumas que no vas a dejar de estudiar en lo que te queda de vida, mucho mejor.

¿Qué conocimientos necesitas adquirir? Esta es una pregunta difícil. Va a depender mucho del tipo de empresa al que te enfoques, y de lo que ellos necesiten. Pero sí que está claro que la mayoría de las empresas en las que te interesa estar van a buscar en ti un perfil similar.

La hiperespecialización es la clave

Hiperespecializacion

Si quieres que te contraten en una buena empresa con un buen salario, vas a necesitar ser muy bueno en algo. El problema de saber un poco de todo y mucho de nada es que te va a ser muy difícil destacar sobre la competencia. Y saber mucho de todo en nuestro sector es inviable, evoluciona demasiado rápido como para poder estar al día de tanto cambio.

Por ello mi recomendación es que busques algo que te apasione y te enfoques en ser el mejor en ello.

Hoy en día, incluso especializarse en una tecnología puede ser demasiado genérico. Intentar ser el mejor en Android (por poner un ejemplo) puede ser complicado, pero puedes especializarte en crear interfaces de usuario increíbles, o ser el que más sabe de arquitecturas en Android, o el que mejor domina ciertas partes del SDK.

Incluso aunque no busquen esa especialización tan concreta en ti, destacarás mucho más si eres el mejor en algo.

Eso no significa que no debas saber un poco de todo

No nos engañemos, la hiperespecialización es necesaria pero no suficiente. Aunque sepas mucho de algo en particular, vas a necesitar conocer conceptos básicos de desarrollo que aplican a cualquier ámbito. Te tienen que sonar estos temas:

  • Calidad de código: clean, SOLID, patrones de diseño, arquitecturas, testing, refactoring...
  • Metodología: Agile, SCRUM, integración continua, pair programming, code reviews...
  • Herramientas: Github, Jenkins, Jira...

Como digo, no tienes que dominarlo todo, pero sí que cuando te hablen de ello sepas defenderte.

El problema de saber un poco de todo y mucho de nada es que te va a ser muy difícil destacar sobre la competencia.

Además, esta base de conocimientos más genérica es la que te permitirá pivotar con facilidad en el futuro. En un mundo tan cambiante, vas a necesitar reinventarte cada pocos años (da igual que seas programador o charcutero), así que esos conocimientos generalistas te van a ayudar no sólo a ser buen profesional hoy, sino a poder seguir dedicándote a esto dentro de muchos años.

Y todo ayuda, incluso temas que se alejan más de la programación, como pueden ser el marketing online, visibilidad, temas de diseño... Cuanto antes asumas que no vas a dejar de estudiar en lo que te queda de vida, mucho mejor.

Seguir Aprendiendo

3. Haz que te descubran

Todo producto necesita una buena campaña de marketing para venderse bien. En este caso tú eres el producto.

Lo de echar curriculums en las ofertas de trabajo que te interesen está muy bien, pero no debería ser tu principal estrategia. Cuando eres tú el que envía el curriculum estás admitiendo una necesidad y eres tú la parte débil del proceso de selección.

¿Y si pudiéramos invertir el proceso? ¿Y si en vez de ser tú el que busca, consigues que te busquen a ti? En nuestra profesión, esto es muy sencillo. Sólo tienes que rellenar tu perfil de LinkedIn y esperar a que hordas de recruiters se abalancen sobre ti. Pero eso no significa que los empleos que te ofrezcan sean mucho mejores que lo que tienes ahora.

Si realmente quieres acceder a empresas de calidad, necesitas posicionarte en el sector como un referente. Hay profesionales muy buenos que se quedarán toda la vida en malas empresas con sueldos de risa, mientras que otros algo menos buenos lograrán mejores resultados. Puede ser injusto, pero el mundo capitalista funciona así.

Todo producto necesita una buena campaña de marketing para venderse bien. En este caso tú eres el producto, y tienes que conseguir que tus posibles compradores te conozcan y sepan de tus cualidades antes siquiera de contactar contigo. Con esto no te estoy diciendo que mientas: tienes que ser muy bueno y además tener pruebas que lo demuestren.

El blog debe ser el centro de mandos de tu presencia online

¿Cuáles son las mejores herramientas?

  1. El blog: debe ser el centro de mandos de tu presencia online. Si alguien quiere conocerte, podrá encontrar tu blog, ver sobre qué hablas, qué es lo que conoces y cómo mueves a la gente que te sigue. Un blog es muy importante por muchas razones, pero en este caso la persona que te entreviste seguramente buscará tu nombre en Google, y si encuentra un blog con contenido de calidad, sumarás muchos puntos.
  2. Github: algunos lo llaman el curriculum del siglo XXI. No hay mejor forma de saber cómo programa alguien que entrar en su Github a leer su código. Si tienes un blog, lo más sencillo es crear repositorios con ejemplos para tus artículos.
  3. Presencia offline: te surgirán muchas oportunidades si asistes a eventos, te dejas ver, participas y, por supuesto, si das charlas. Aunque nuestro mundo sea muy online, sin duda el networking sigue siendo una de las herramientas más efectivas para darte a conocer.

Lo mejor de todo esto es que, además de mejorar como profesional, conocerás a mucha gente como tú. Los eventos son una de las actividades más gratificantes y divertidas que puedes hacer, y conseguirán que empieces a ver tu profesión como una pasión, que al final es a lo que tienes que aspirar.

Blog

4. La temida prueba de código

Si es una empresa seria, seguramente te acabarán haciendo una prueba de código. Este es uno de los momentos más complicados en cualquier entrevista, y no existe una regla fácil para estar preparado.

Primero porque muchas empresas lo enfocan mal: se limitan a hacer preguntas muy teóricas que previamente han tenido que preparar buscando ellos mismos por Internet, pero esperan que sus entrevistados las resuelvan con su ingenio. Al final lo que se debería valorar es que esa persona encaja en el equipo y conoce lo que se usa en el día a día. Pero si algo lo puede resolver Stackoverflow, no tiene mucho sentido preguntarlo.

Y segundo, porque aquí cada empresa te preguntará lo que le parezca, y no tienes forma de estar preparado para todo. Mi recomendación es que vuelvas al punto 2, adquieras un poco de conocimientos sobre todo aquello (los temas de código limpio, SOLID, arquitecturas... son bastante recurrentes) y no te obsesiones con la prueba de código.

Si conoces a alguien que haya pasado el proceso, será mucho más fácil. También hay libros que te pueden ayudar a prepararte, pero a mí todo esto me parece tan artificial que no tengo claro que tenga mucho sentido. Sé tu mismo, demuestra tus conocimientos, y si no les cuadras lo mejor es seguir buscando.

Al final todo se reduce a esto: si quieres estar en una gran empresa necesitas ser un gran desarrollador.

Ser el mejor candidato tan solo consiste en ser mejor profesional

Al final todo se reduce a esto: si quieres estar en una gran empresa necesitas ser un gran desarrollador. Así que, si no lo estás haciendo ya, empieza a buscar 1-2 horas extra al día para dedicarlas a mejorar en todo lo que hemos hablado aquí.

No es un proceso rápido, pero será duradero, y de paso, muy probablemente reconectarás con tu profesión. Te darás cuenta de que el desarrollo de software es apasionante, y de que existen empresas donde merece la pena trabajar y que se toman en serio la programación y la calidad del código. Y si no, igual es momento de que cambies totalmente de profesión.

¿Se te ocurre alguna otra recomendación para prepararte para una entrevista? Cuéntanos en los comentarios.

En Genbeta Dev | Entrevistas de trabajo para desarrolladores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio