Compartir
Publicidad

Es más fácil hablar que programar: el idioma español no compila, el código fuente sí

Es más fácil hablar que programar: el idioma español no compila, el código fuente sí
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En ocasiones nos podemos encontrar con personas que cuando hablan son tan correctos, simpáticos, inteligentes y optimistas que parece que conocen la solución de todo. A veces se suele aderezar con una gran cantidad de términos técnicos y anglosajones que hacen que esta persona parezca tener un conocimiento extraordinario. Habla de lo fácil y sencillo que es desarrollar un módulo o una aplicación, cambiar de servidor de aplicaciones como si nada, etc. ¡Todo es pan comido!.

El problema que nos encontramos es que el idioma español, y humano en general, está preparado para ser imperfecto. Por una parte, existe un margen de interpretación en el que puede que lo que el emisor y receptor entiendan cosas diferentes o inexactas. Ya en la carrera de Derecho enseñan que la aplicación de las leyes no es lo que estrictamente pone, sino lo que la jurisprudencia interpreta.

Por otra parte, a diferencia de las máquinas, un mensaje comunicado puede ser incompleto. Para ello, a diferencia de un ordenador, la mente humana imagina las partes que no ha recibido y las completa en función de su experiencia propia.

El lenguaje del ordenador es diferente. El mensaje debe ser completo y preciso. No tiene margen de interpretación por parte de la máquina ya que la máquina no tiene conciencia ni experiencia. Es por ello, muchas veces una persona que tenga mucha palabrería y conociendo algunos términos técnicos (a poder ser anglosajones), puede salir airoso de una reunión sin conocer ni si quiera el sistema a desarrollar y poniendo sobre la mesa soluciones inviables a perjuicio de los propios técnicos.

Me gustaría acabar con una paradoja de un caso en el que un técnico novel le preguntaba a otro técnico más veterano y el veterano que sin conocer el proyecto hablaba de lo fácil que era desarrollar X y luego conectarlo con Y, etc.

¡Vamos! Que hablado era pan comido. Todo ello perjudicaba del técnico novel que no sabía como pasar todo eso que el veterano comentaba en el programa. No pasaron muchos días cuando el técnico novel tuvo que cambiar de proyecto y al final le tocó al técnico veterano. A las dos semanas el técnico veterano estaba desquiciado ya que no sabía como juntar todo eso.

Por todo ello, hay que analizar que es diferente la comunicación humana a la introducción del código fuente y por tener un documento o tener una reunión puede que no se disponga de toda la información para desarrollar el programa. En muchos casos estos documentos en español encierran dobles sentidos, información incompleta y un sin fin de errores que los permitimos y los percibimos naturales porque estamos acostumbrados a un idioma impreciso.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos