Compartir
Publicidad

¿Le merece la pena a un desarrollador asistir a un evento como The App Date?

¿Le merece la pena a un desarrollador asistir a un evento como The App Date?
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

The App Date es uno de los eventos techies más boyantes y que más despuntan en el ámbito nacional (y poco a poco saliendo fuera), de hecho suele ser cita ineludible en nuestro calendario de eventos de Genbeta Dev. Sin embargo yo en particular no había asistido nunca (aunque si lo había seguido por streaming) y me desquité, por fin, hace un par de días en la edición Mayo de 2013. Al ser, como los mismos organizadores reconocían, una TAD (abreviando que es gerundio) algo diferente, quizás no sea muy significativo sacar conclusiones pero me voy a tirar al barro y responder a una pregunta que seguro que muchos developers que no han ido nunca a ninguna se hacen, ¿Le merece la pena a un desarrollador asistir a un evento como The App Date?

Para empezar, The App Date se celebra un céntrico sitio de coworking llamado Hub Madrid que ya de por si merece la pena. El formato viene a ser tres mini-ponencias relacionadas con las aplicaciones móviles seguidas de un refrigerio alrededor del cual hablar y hacer eso tan de moda llamado networking y que en el lenguaje castellano ha sido toda la vida hacer contactos. La temática de este mes eran las Smart Cities, algo muy genérico, casi metafísico y que podía dar lugar a cosas muy interesantes o a cancamusa pura y dura. La presencia de mucho entrajado (nunca te fíes de nadie en traje a no ser que vaya a una boda) y una primera charla a cargo de tres políticos muy políticos no hacían presagiar nada bueno pero la cosa remonta y, sobre todo, la última ponencia, a cargo de Javi Creus resulta ciertamente inspiradora.

Y es que ese es el punto fuerte de The App Date para un desarrollador: no vas a ver mucho código (o nada, como esta vez) pero las charlas te pueden ayudar a inspirarte y las cervezas posteriores a encontrar compinches para llevar a cabo tus ideas... o convertirte en el brazo ejecutor de la idea de alguien, un mercenario cuyas armas son el teclado y un termo de café. Además es gratis y el catering está más que digno.

Entonces, Fernando (que te vas por los cerros de Úbeda), ¿es recomendable asistir para un desarrollador o no? La respuesta es que sí, claro... pero teniendo muy en mente en donde te metes. Vamos, que no es un seminario sobre Node.js o cualquier otra tecnología hipster.

Pd1: el vídeo resumen del evento que se han currado los de TAD (salgo un poco de refilón de espaldas y aparte de contemplar mi culito he podido observar que me estoy quedando más cartoniano de lo que pensaba)

Pd2: lo de tener calva de monje, salvo que seas Zidane y estes forrado, es una putada.

Pd3: para que veáis que no engaño y que no hice mi crónica desde el bar de enfrente, que asistí de verdad.

app-date-02

Vídeo | Vimeo Más info | The App Date

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos