Síguenos

Mauro, SHUT THE FUCK UP!


Hoy vamos a romper dos mitos: que colaborar en un proyecto de Software Libre es una tarea siempre agradable y que en Navidad todos estamos de buen humor. Y es que no hay más que ver las primeras líneas de la respuesta de Linus Torvalds a Mauro Carvalho, empleado de Red Hat y responsable de los drivers multimedia del kernel Linux, en la lista de correo del proyecto hace un par de días.

La tosca respuesta de Linus, aparte de mostrar las maneras que gasta el finlandés, sienta alguna de las bases que conviene conocer por parte de cualquier programador interesado en colaborar con el proyecto estrella del mundo del Software Libre. A juzgar por las mayúsculas, negritas y subrayados, parece evidente que:

  • Si un cambio hace que fallen programas de usuario, es un bug del kernel y nunca se echa la culpa a los programas. Linus lo denomina la “primera regla de mantenimiento del kernel”.
  • Nunca se debe quebrar el espacio de usuario. Y particularmente, menos todavía para introducir mierda (perdón, cualquier otra traducción para crap sería un eufemismo).
  • Y lo más importante: si no cumples las dos reglas anteriores, por lo menos procura haber usado correctamente las constantes y valores de retorno, ya que si no Linus puede hacer escarnio público de ti.

Como imaginaréis, eso es precisamente lo que hizo mal Mauro, usando la constante ENOENT (fichero o directorio no existente) como respuesta a una operación con drivers cuyos ficheros ya han sido abiertos correctamente. Eso, y culpar a las aplicaciones pulseaudio y tumbleweed de un error que probablemente había introducido él. De ahí el cabreo del dictador benevolente.

¿Quién dijo que en el Software Libre no había jefes y el trabajo es más agradable? Os aconsejo que leáis el mensaje completo para juzgar a qué hay que atenerse si tus aportaciones a Linux no cumplen los requisitos de calidad.

Mensaje original | gmane.linux.kernel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios